Detrás de los eSports: así viven los Cristiano y Messi de los videojuegos

Podría parecer que la supervivencia de una adolescente en un apocalipsis zombie, la inmersión en una ciudad ambientada en un universo «cyberpunk» o la salvación de los Estados Unidos de la mano de los Vengadores son un aliciente más que suficiente para congregar a miles de aficionados a los videojuegos. Pero es así. La industria del videojuego mueve solo en España más dinero que el cine y la música juntos, pero en los últimos años se ha abierto una puerta al negocio de los llamados «eSports» o deportes electónicos. Competiciones de algunos videojuegos en donde se reparten grandes cantidades de dinero en premios.

Aunque es una industria floreciente y con gran potencial, este tipo de eventos todavía no han saltado al mundo global. Se está extendiendo e interesando cada vez a más gente a tenor de las millonarias audiencias de algunos torneos pero todavía es necesario recortar algunos flecos a nivel regulatorio o la creación de un mayor tejido empresarial. España, sin ir más lejos, ha apostado de lleno por los «eSports» y son cada vez más las personas -sobre todo, chavales muy jóvenes- que han encontrado en su afición, jugar a videojuegos, un trabajo que, por ahora, no está al alcance de cualquiera.

En España hay 2,6 millones de aficionados a los eSports pero solo el 29% son mujeres
En España hay 2,6 millones de aficionados a los campeonatos de videojuegos («eSports») que, sumados a otros 2,9 millones de espectadores ocasionales, generan una audiencia de 5,5 millones de personas, según el Libro Blanco elaborado por la Asociación Española de Videojuegos (AEVI). Las mujeres sólo representan el 29% de los aficionados.

En la quinta edición de la feria más importante de España, la Madrid Games Week, que se celebró la semana pasada en la capital, se pudo observar precisamente este interés entre los aficionados. Porque, un año más, uno de los platos fuertes que más emociones despertó entre el público asistente fueron los «eSports». Profesionales de equipos como Movistar Riders, Team Heretics, Team Samurai, Vodafone Giants o MAD Lions E.C., entre otros, fueron una de las mayores atracciones tanto en los torneos disputados entre el viernes y el domingo como en los stands propios de cada equipo. Aparte, también se realizó la presentación del equipo español Fordzilla, que ha empezado ya su reclutamiento de cara a futuras competiciones de videojuegos de conducción.

Ocho horas de entrenamiento
Chavales que dedican tiempo y esfuerzo a mejorar sus «trucos» y habilidades con los mandos y ante pantallas. Sesiones de yoga y «coaching» para preparar la mente ante un tremendo desgaste físico y, sobre todo, mental. Como si se tratase de los «Cristianos Ronaldo» o «Messi» de los videojuegos, no todos los que empiezan a jugar a nivel competitivo llegan a convertirse en verdaderos profesionales de este sector.

Más bien al contrario. Son muy pocos los que de verdad pueden presumir de vivir de ello. Para la imnensa mayoría de gente, esto no es más que un entretenimiento con ciertas ventajas como el dinero que llega de vez en cuando. Es un sector que, según estimaciones de entidades implicadas, da trabajo en España a unas 300 personas -un centenar de profesionales más o menos- y, la mayoría, pueden considerarse «mileuristas». Y, de cara a mejorar, el escaso papel de la mujer en los «eSports», donde además se han dado casos sangrantes de machismo en muchas ocasiones.

Los que han logrado profesionalizarse destinan su vida entera a los videojuegos. Así, integrantes del equipo Movistar Riders como «Mopoz» (Alejandro Fernández-Quejo y jugador de «Counter Strike») y «Moyorz» (Aritz Acevedo y jugador de «Counter Strike», «FIFA» o «Fortnite») ya tienen incluso una dilatada experiencia. El primero, que ya ha competido en ocho equipos, desempeña el papel de «entry fragger», la punta de lanza del equipo.

Para afrontar los torneos entrena unas ocho horas al día. Solo una hora de descanso, además del tiempo extra que él quiera dedicarle en sus ratos libres. No obstante, para una gran final a un solo partido, como la que tuvo lugar en la feria de Madrid, a nivel de jugadores la preparación no es muy intensa durante el día anterior, «pero a nivel de coach y de analistas puede llevar tranquilamente una semana», apunta en declaraciones a este diario.

NO TE LO PIERDAS ->  Nuevos iMac con el doble de rendimiento y chipsets Intel de 9ª Generación

F
uncionar como un equipo es clave para llevarse la victoria. Ahí es donde también entran los estudios, pues «la madurez que tú adquieres en base a tener unos estudios se nota mucho entre jugadores que los tienen y jugadores que no. A la hora de hablar, de actuar, de pensar y de estructurar las cosas dentro de cualquier videojuego, los estudios son un plus que te permiten dar un paso más». De hecho, aunque desde su casa siempre le apoyaron, la única condición que le pusieron sus padres fue que siguiera sacando adelante sus estudios.

El futuro puede ser algo incierto para un jugador profesional, pues el retiro no suele ser tardío. «Hay jugadores con 34 años que están jugando al máximo nivel, mientras que en otros videojuegos no se encuentran jugadores mayores de 28 o 30», asegura «Mopoz», que por otra parte afirma que «lo que un jugador quiere es ser parte de un sistema: pasar de jugador a entrenador, y de entrenador a cualquier otro cargo como director deportivo, analista o mánager». Otro punto a tener en cuenta es que los videojuegos, normalmente concebidos como ocio, no son así para los profesionales. Una de las peculiaridades de «Mopoz» es que apenas existen otros juegos que le llamen la atención: «yo creo que a mí no me gustan los videojuegos, a mí lo que me gusta es el Counter Strike».

Una lucha por superarse
«Moyorz», por su parte, reconoce que los videojuegos le han ayudado a superar momento difíciles en su vida. El jugador profesional nació con una enfermedad rara llamada osteogénesis imperfecta, comúnmente denominada como «huesos de cristal». Los médicos se la diagnosticaron cuando tenía 3 meses. Sin embargo, esta no le impidió convertirse en uno de los creadores de contenido más populares de YouTube en lo que a videojuegos se refier. En la plataforma online cuenta a día de hoy con más de 200.000 suscriptores. «Siempre estaba con el ordenador jugando a videojuegos y viendo mucho a los youtubers. Un día me dije: «¿por qué no me grabo yo también haciendo lo que me gusta?»».

Gracias a esto terminó llamando la atención de Movistar Riders. Ante la pregunta de si los creadores de contenido como él son los responsables de este boom de los eSports, «Moyorz» explica que tienen parte de culpa, aunque en España es un fenómeno que ha llegado tarde. «Sale un juego, el Fortnite por ejemplo, que al principio no contaba con ninguna competición. Pero ahora hemos tenido un torneo en Nueva York con premios que no consiguen ni los jugadores profesionales de fútbol. Yo a veces le cuento a familia y amigos que he estado en un torneo que lo ha ganado un niño de 16 años y se ha llevado tres millones de euros, y se quedan flipando».

¿Pero es este mundo para todos? Desde siempre, «Moyorz» ha tenido que lidiar con los prejuicios en torno a su enfermedad: «muchas veces me ha pasado que, al ir a un torneo del FIFA, como una vez en Pamplona, la gente me miraba como pensando que iba a jugar un poco peor. Pero vieron que llegué a la final, donde perdí en el último minuto, y se quedaron flipando todos. Por eso me creé el canal. Empecé por ocio y poco a poco fui creciendo hasta el día de hoy», relata a este diario.

No obstante, para las personas con discapacidad sigue siendo difícil acceder a algunos videojuegos. Todavía queda trabajo por hacer para que estén al alcance de todo los usuarios. «Por suerte, dentro de mi poca movilidad, tengo mucha agilidad en la mano. Pero conozco gente que solo mueve la cabeza que quiere echarse un Counter Strike y no puede», explica el jugador.

Los jugadores mejor pagados
1.- Johan Sundstein «N0tail»: 6.890.591.79 dólares en ganancias

2.- Jesse Vainikka «JerAx»: 6.470.000 dólares

3.- Anathan Pham «ana»: 6.000.411 dólares

4.- Sébastien Debs «Ceb»: 5.489.233 dólares

5.- Topias Taavitsainen «Topson»: 5.414.446 dólares

6.- Kuro Takhasomi «KuroKy»: 5.128.788

7.- Al-Barkawi «Miracle-Amer»: 4.692.418 dólares

8.- Ivan Ivanov «MinD_ContRoL»: 4.483.493 dólares

9.- Maroun Merhej «GH»: 4.086.426 dólares

10.- Sumail Hassan «SumaiL»: 3.590.225 dólares

Fuente: eSports earnings

Regístrate para recibir noticias como ésta en tu email

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*