Una clase política paralizada por el Brexit

Una clase política paralizada por el Brexit

25/05/2019 mgalindo 0

La dimisión de Theresa May es tan solo la punta del iceberg. Fuera de la superficie sobresale solo un pequeño trozo de hielo. Pero debajo del agua hay una masa llena de aristas capaces de hacer naufragar a cualquier barco. Es así como se encuentra la política británica, más dividida ahora si cabe que hace tres años, cuando se acabó apostando por un divorcio que nadie sabe ahora cómo llevar a cabo. En las elecciones europeas que Reino Unido se ha visto obligado a celebrar se espera que el Partido del Brexit, del euroescéptico Nigel Farage, se convierta en el gran protagonista. Pero los sondeos sitúan en segundo lugar a los Liberal Demócratas, formación que aboga por un nuevo plebiscito. En la Cámara de los Comunes no hay mayoría para una nueva consulta. Pero al mismo tiempo, sus señorías han rechazado ya hasta en tres ocasiones el acuerdo de retirada que May cerró con Bruselas. En definitiva, el pacto está muerto, pero nadie tiene «plan B». Poner un nuevo inquilino en Downing Street no va a cambiar la aritmética de la Cámara Baja. En este sentido, cobra cada vez más fuerza la posibilidad de nuevas elecciones, tan solo dos años después de que los conservadores perdieran la mayoría absoluta. Fue aquella cita lo que marcó el inicio del fin de May. El excéntrico Boris Johnson, euroescéptico más por conveniencia que por convicción, se postula ahora como favorito para sucederla. Pero el ex ministro de Exteriores despierta a partes iguales filias y fobias entre las filas. Algunos diputados, como el influyente Dominic Grieve, ex Fiscal General del Estado, ya ha adelantado que presentará su dimisión si Johnson se convierte en el nuevo primer ministro. Lo cierto es que el partido de Winston Churchill y Margaret Thatcher, considerado en su día uno de los más serios y respetados de Europa, se ha convertido ahora en una parodia de sí mismo. Los «tories» llevan más de 40 años sin conseguir resolver sus diferencias respecto a la cuestión de la UE, el mismo fantasma que ha acabado devorando ya a cuatro de sus líderes: la Dama de Hierro, John Major, David Cameron y ahora May. Y las primarias que ahora deben celebrar no parece que vayan a arreglar las cosas. Por su parte, los laboristas no están mucho mejor. Las filas de Jeremy Corbyn no han conseguido hacer una oposición real en uno de los momentos más críticos para el partido del Gobierno. En particular por el discurso tan vago de su líder. Ni las filas ni las bases tienen aún claro cuál es su postura y eso también ha generado sus grietas en la formación. En definitiva, el caos continua. Y nadie ve aún la claridad al final del túnel en la calle, donde el pueblo está sumido en el hartazgo y la frustración de ver cómo el resto de ministerios permanecen prácticamente paralizados.

Boris Johnson, a un paso de Downing Street

Boris Johnson, a un paso de Downing Street

25/05/2019 mgalindo 0

«Si votas por un ‘‘tory’’, tu coche irá más rápido y tu novia tendrá una talla más de sujetador». Boris Jonhson, 54 años, nunca ha sido un político al uso. La cita la dijo mucho antes de convertirse en alcalde de Londres, por primera vez, en 2008, cuando logró más apoyo que ningún otro político en la historia británica, a pesar de que la metrópoli siempre había votado laborista. Repitió hazaña con una segunda legislatura, pero la alcaldía se le quedaba pequeña. Él siempre ha soñado con las llaves de Downing Street.Apuntaba ya maneras en la universidad, cuando se presentó en varias ocasiones por diferentes partidos hasta presidir la reputada Oxford Union Society. Dispuesto a todo por el poder, fue por conveniencia y no por convicción por lo que se convirtió en el protagonista de la campaña euroescéptica. Y, por conveniencia y no por convicción, apoya ahora un Brexit duro.El ex ministro de Exteriores se postula como el favorito entre las bases para suceder a Theresa May. Las encuestas entre los votantes laboristas también lo sitúan como el rival «más temido» en caso de que finalmente se convoquen elecciones generales anticipadas, la opción que suena ahora con más fuerza.Llegó a reconocer que las promesas que realizó durante la campaña del Brexit no eran correctas, como el hecho de destinar 350 millones de libras al Sistema Nacional de Salud Pública si Reino Unido salía de la UE. Pero parece que el pueblo le perdona todo con su aspecto desaliñado, su melena albina siempre despeinada y una lengua sin tapujos.Francamente el Partido Conservador nunca se ha caracterizado por jugar limpio en primarias. La puñalada por la espalda que el influyente Michael Gove –actual ministro de Medio Ambiente–asestó a Johnson en las últimas de 2016 fue épica. Y es muy posible que ambos vuelvan ahora a verse las caras. La cuestión es que el populista puede tener completamente ganadas a las bases. Pero, tal y como funcionan las reglas de la formación, para conseguir su gran propósito debe lograr primero el respaldo de sus filas. Y entre sus compañeros despierta tantas filias como fobias.Cada candidato debe ser nominado primero por el 15% de los diputados. Posteriormente, hay votaciones sucesivas hasta que sólo queden dos nombres, que son los que se someten a la votación de los afiliados y miembros del partido. En este sentido, Johnson debe enfrentarse con «The One Nation Caucus», un grupo de unos 60 diputados liderado por la pro-UE Amber Rudd, actual ministra de Trabajo, con el objetivo de parar los pies a cualquier candidato que defienda salir del bloque sin acuerdo. En otras palabras, el grupo «StopBoris», tal y como lo ha bautizado la Prensa.En cualquier caso, ya cuenta con al menos el respaldo público de diez diputados de peso, aunque el apoyo más destacable es el de Jacob Rees-Mogg, responsable de European Research Group, que reúne al núcleo duro más euroescéptico, y que podría convertirse en su ministro de Economía si gana las primarias.

Boris Johnson confirma su candidatura para las primarias tories de este verano

Boris Johnson confirma su candidatura para las primarias tories de este verano

16/05/2019 mgalindo 0

La noticia no sorprendió a nadie, pero era noticia, al fin y al cabo, porque se trataba de la primera confirmación oficial por parte del protagonista: Boris Johnson se presentará como candidato a liderar el Partido Conservador cuando la premier Theresa May abandone el cargo. “Por supuesto, voy a ir a por ello”, recalcó el que fuera exministro de Exteriores, de 54 años, durante un encuentro con empresarios en Manchester (Inglaterra).De todo el mundo es sabido las ansias de poder del excéntrico político. Lleva soñando con las llaves de Downing Street desde sus años universitarios, donde coincidió con David Cameron. Cuando éste último presentó su dimisión tras el triunfo del Brexit, Johnson ejecutó su primer intento. Aunque sus planes se frustraron con la inesperada puñalada por la espalda del que fuera su aliado, Michael Gove, quien podría presentarse también ahora de nuevo.Aunque de manera no oficial, la campaña por las primarias en la formación tory lleva ya semanas gestándose. La cada día más debilitada primera ministra tiene gran presión por parte de sus filas para que abandone el Número 10. Ella, de momento, se resiste a abandonar su cargo y sigue determinada a cumplir con el Brexit.En cualquier caso, en la reunión que mantuvo con el llamado Comité 1922 que agrupa a los conservadores sin cartera, May accedió a fijar una fecha un calendario para su dimisión el próximo mes, cuando presentará en la Cámara de los Comunes el proyecto de Ley de Retirada, el que podría ser su último intento para sacar adelante el divorcio.Sus señorías ya han rechazado hasta en tres ocasiones el pacto de salida que cerró con Bruselas y, a día de hoy, todo apunta a que el cuarto intento no cuenta con garantías de éxito.Graham Brady, responsable del Comité 1922, detalló que se reunirá con la primera ministra para fijar la fecha de unas primarias en el Partido Conservador una vez se haya celebrado la primera votación en el proceso de trámite del proyecto de Ley del Retirada, en la primera semana de junio. La reunión se llevará a cabo tanto si la Cámara de los Comunes vota en favor de la citada ley como si la tumba.Si May dimite como líder de su formación, puede mantenerse al frente del Ejecutivo hasta que se celebraren esas primarias, cuyo ganador asumiría la jefatura de Gobierno.Un portavoz de Downing Street, confirmó que el comunicado de Brady contaba con el visto bueno de la líder conservadora: «La primera ministra está concentrada en asegurar nuestra salida de la Unión Europea y estamos trabajando increíblemente duro para construir una mayoría estable para la ley del Brexit antes de presentarla ante el Parlamento”.El Ejecutivo mantiene desde principios de abril conversaciones con la oposición laborista para tratar de obtener su respaldo a los términos de salida de la UE que May acordó con Bruselas. Los laboristas exigen la formación de una unión aduanera permanente con el bloque comunitario tras el divorcio, una propuesta a la que se opone el ala euroescéptica de los conservadores.

Guy Verhoftstadt: “La cuestión no es la confianza en la señora May, sino en el sistema político británico”

Guy Verhoftstadt: «La cuestión no es la confianza en la señora May, sino en el sistema político británico»

14/04/2019 mgalindo 0

La prórroga de seis meses como modo de evitar un Brexit caótico ha causado cierta irritación en algunos sectores de la burbuja comunitaria. Precisamente el Parlamento Europeo es una de las instituciones en la que más voces ven en esta hipótesis un posible caballo de Troya para la UE. El coordinador de la Eurocámara para el Brexit y líder de los liberales, Guy Verhoftstadt (Dendermonde, Bélgica, 1953) contesta a las preguntas de LA RAZÓN a poco más de un mes para las elecciones europeas que probablemente estén centradas en el proceso de divorcio. Muchos eurodiputados son muy reticentes sobre la hipótesis de Reino Unido formando parte de las próximas elecciones europeas. ¿Cuál es su opinión?Reino Unido sólo participaría en las elecciones al Parlamento Europeo si no ha aprobado el acuerdo de salida. De todas formas, no tendría ningún sentido que un Estado que está abandonando el bloque elija nuevos miembros para unas semanas o meses y estos puedan estar involucrados en decisiones como el futuro presidente de la Comisión Europea. Además, esto evitaría que la nueva distribución de escaños pueda tener lugar, en el caso de España se quedaría sin esos cinco escaños adicionales.. ¿Teme que Reino Unido pueda vetar importantes iniciativas como la renovación de la nueva Comisión Europea o el nuevo marco financiero?Sí, por supuesto. Jacob Rees-Mogg (líder de los brexiters duros) ya lo dijo hace unos días. Estarían con un pie en la Unión y con el otro fuera y podrían participar en todas las decisiones sobre nuestro futuro. ¿Imagina a Boris Johnson como primer ministro británico negociando el futuro marco financiero para la Unión? Esto daría a Reino Unido más influencia en las negociaciones.¿Considera que una extensión crónica del artículo 50 puede dañar el proceso de integración europea teniendo en cuenta el tiempo y la energía utilizada en las negociaciones?Sí, no puedo ver esto como nada positivo para los Veintisiete.¿Confía en que Londres tenga un «plan B», tal y como han solicitado los Veintisiete?Parece cada vez menos probable. May tenía que haber acudido al Consejo con una propuesta creíble que pudiera ser aceptada por la UE y que afectase a los ciudadanos y a los mercados lo menos posible.¿Confía en May después de todo?La cuestión no es la confianza en la señora May sino en el sistema político británico a la hora de encontrar una solución. Para mí, un acuerdo entre laboristas y conservadores es la única manera. Pero también parece lo más difícil teniendo en cuenta el sistema británico.Sobre este posible consenso entre laboristas y conservadores que ha pedido una y otra vez los Veintisiete, ¿ve probable que Reino Unido cruce sus líneas rojas en la negociación?Como he dicho, me parece cada vez más improbable, incluso si creo que es el único camino para ir hacía delante. Sobre si el Gobierno está revisando sus líneas rojas, este es seguramente el mejor camino. Ajustándolas de una u otra forma, Reino Unido debería asegurar un Brexit más blando y y menos disruptivo. Una solución que sería beneficiosa para los intereses de todos. Debido al bloqueo del Parlamento y del Gobierno británico ¿cree que las probabilidades de un Brexit caótico están aumentando?Sí, se están convirtiendo en peligrosamente reales. Este escenario no puede durar para siempre. La propuesta de May ha sido rechazada una y otra vez y debemos llegar a alguna conclusión tan pronto como sea posible.¿Está asustado sobre los derechos de los ciudadanos?, ¿Cual es la principal prioridad del Parlamento Europeo en caso de un Brexit salvaje?Haremos todo lo que esté en nuestras manos y más para proteger a nuestros ciudadanos y conseguir el mejor resultado de este proceso.