Resuelto el misterio de la galaxia sin materia oscura

Resuelto el misterio de la galaxia sin materia oscura

05/06/2019 mgalindo 0

Las galaxias sin materia oscura son imposibles de entender en la teoría actual de formación de galaxias, ya que su papel es fundamental para producir el colapso de gas que forma las estrellas. En 2018, un estudio publicado en la revista Nature anunció el descubrimiento de una galaxia que carecía de materia oscura, lo que tuvo un impacto extraordinario, ocupando las primeras planas de las revistas científicas.Ahora, según un artículo publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (MNRAS), un grupo de investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) ha resuelto este misterio a través de una observación exhaustiva de [KKS2000]04 (NGC1052-DF2), también conocida como la ‘galaxia sin materia oscura’.En este trabajo, los investigadores, desconcertados por el hecho de que todas las propiedades dependientes de la distancia de la galaxia eran anómalas, han revisado los indicadores de distancia disponibles. Utilizando cinco métodos independientes para estimar la distancia del objeto han encontrado que coincidían en una cosa: la galaxia se encuentra mucho más cerca de lo que se contemplaba en la investigación original.El artículo publicado en Nature afirmaba que la galaxia se encontraba a una distancia de alrededor de 64 millones de años luz de la Tierra. Sin embargo, esta nueva investigación ha revelado que la distancia real es mucho menor: 42 millones de años luz.Gracias a estos nuevos datos, todas las propiedades de la galaxia derivados de su distancia han vuelto a ser normales y encajan dentro de las tendencias observadas trazadas por galaxias de características similares.Menos masa y estrellas, pero con materia oscuraEl dato más relevante que ha sacado a la luz este análisis ha sido que el número de estrellas que posee esta galaxia es alrededor de la cuarta parte del que originalmente se había estimado, mientras que la masa total de la galaxia es alrededor de la mitad de aquel previamente estimado. Esta diferencia se interpreta por la presencia de materia oscura, cambiando las conclusiones anteriores.Los resultados de este trabajo muestran la importancia fundamental de tener distancias precisas a los objetos extragalácticos. Durante mucho tiempo, esta ha sido (y sigue siendo) una de las tareas más difíciles de la astrofísica: cómo medir la distancia a objetos que no podemos tocar.

Una supernova puso al hombre «en pie»

Una supernova puso al hombre «en pie»

28/05/2019 mgalindo 0

Un artículo publicado este jueves en el ‘Journal of Geology’ afirma que supernovas bombardearon la Tierra con energía cósmica hace unos 8 millones de años (con un pico hace 2,6 millones de años), iniciando una avalancha de electrones en la atmósfera inferior y activando así una cadena de eventos que posiblemente concluyó con el ‘nacimiento’ del ‘Homo habilis’, el primer ser humano bípedo. Los autores del trabajo creen que la ionización atmosférica probablemente provocó un enorme aumento de las descargas de nubes a tierra que provocaron incendios forestales en todo el planeta. Estos infiernos podrían ser una de las razones por las que los antepasados del ‘Homo sapiens’ desarrollaron el bipedismo: adaptarse a las sabanas que reemplazaron los bosques incendiados en el noreste de África, informa Europa Press. «Se piensa que ya existía cierta tendencia a que los homínidos caminasen con dos piernas, incluso antes de este evento», indica el autor principal del estudio, Adrian Melott, profesor emérito de física y astronomía en la Universidad de Kansas. «Pero se adaptaron principalmente para trepar en los árboles. Después de esta conversión a sabana, tendrían que caminar mucho más a menudo de un árbol a otro a través de los pastizales, por lo que se vuelven mejores para caminar erguidos. Podían ver por encima de la hierba y observar a los depredadores. Se cree que esta conversión a sabana contribuyó al bipedalismo a medida que se hizo más y más dominante en los ancestros humanos», explica. El análisis, basado en una capa «reveladora» de depósitos de hierro-60 que recubren los fondos marinos, hace que los astrónomos confíen plenamente en que las supernovas estallaron en el vecindario cósmico inmediato de la Tierra: a unos 163 años luz de distancia, durante la transición del Plioceno a la Edad de Hielo. «Calculamos la ionización de la atmósfera a partir de rayos cósmicos que provendrían de una supernova tan lejos como lo indican los depósitos de hierro-60 –describe Melott–. Parece que este fue el más cercano en una serie mucho más larga. Sostenemos que aumentaría la ionización de la atmósfera inferior en 50 veces. Por lo general, no se obtiene la ionización de la atmósfera inferior porque los rayos cósmicos no penetran tan lejos, pero los más enérgicos de las supernovas llegan a la superficie, por lo que se eliminarán muchos electrones de la atmósfera». Según Melott y el coautor Brian Thomas de la Universidad de Washburn, la ionización en la atmósfera inferior significaba que una gran cantidad de electrones formaría más vías para los rayos. «La milla de fondo de la atmósfera se ve afectada de una manera que normalmente nunca lo hace –explica Melott–. Cuando los rayos cósmicos de alta energía golpean los átomos y las moléculas en la atmósfera, eliminan los electrones, por lo que estos electrones están sueltos en lugar de estar unidos a los átomos. Generalmente, en el proceso del rayo, hay una acumulación de voltaje entre las nubes o las nubes y el suelo, pero la corriente no puede fluir porque no hay suficientes electrones para transportarla». En este sentido, el investigador asegura que, por lo tanto, «tiene que acumular alto voltaje antes de que los electrones comiencen a moverse. Una vez que se están moviendo, los electrones sacan más electrones de más átomos y se convierten en un rayo. Pero con esta ionización, ese proceso puede iniciarse mucho más fácilmente, por lo que habría muchos más rayos». El investigador afirma que la probabilidad de que este pico de relámpago haya provocado un aumento mundial en los incendios forestales se debe al descubrimiento de depósitos de carbono en los suelos que se corresponden con el momento del bombardeo de rayos cósmicos. «La observación es que hay mucho más carbón y hollín en el mundo a partir de hace unos millones de años –asegura Melott–. Está en todas partes, y nadie tiene ninguna explicación de por qué habría ocurrido en todo el mundo en diferentes zonas climáticas. Esto podría ser una explicación. Se cree que ese aumento de incendios ha estimulado la transición de bosques a sabanas en un muchos lugares; donde había bosques, ahora tienes en su mayoría pastizales abiertos con cosas arbustivas aquí y allá. Se piensa que está relacionado con la evolución humana en el noreste de África. Específicamente, en el Gran Valle del Rift, donde se obtienen todos estos fósiles de homininos». En cualquier caso, Melott sostiene que no es probable que ocurra tal evento en un futuro cercano. La estrella más cercana capaz de explotar en una supernova en el próximo millón de años es ‘Betelgeuse’, a unos 652 años luz de la Tierra. «Betelgeuse está demasiado lejos para tener efectos tan fuertes como estos», tranquiliza Melott, que traslada su preocupación a «los eventos de protones solares». «Ese es el peligro para nosotros con nuestra tecnología: una llamarada solar que derribe la energía eléctrica. Imagínese meses sin electricidad», advierte. EP

Un impactador oscuro causa estragos en un confín de nuestra galaxia

Un impactador oscuro causa estragos en un confín de nuestra galaxia

17/05/2019 mgalindo 0

Evidencia dinámica de un denso ‘impactador oscuro’ ha sido identificada a partir de una serie de agujeros en la corriente estelar más larga de nuestra galaxia, GD-1. «Es una bala densa de algo», dijo Ana Bonaca, investigadora del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, que presentó su hallazgo en la conferencia de la American Physical Society en Denver.Las corrientes estelares son líneas de estrellas que se mueven juntas a través de las galaxias, a menudo originadas en pequeñas manchas de estrellas que colisionaron con la galaxia en cuestión. Las estrellas en GD-1, remanentes de un «cúmulo globular» que se hundió en la Vía Láctea hace mucho tiempo, se extienden en una larga línea a través de nuestro cielo.En condiciones normales, la corriente debe ser más o menos una sola línea, extendida por la gravedad de nuestra galaxia, dijo Bonaca en su presentación. Los astrónomos esperaban una única brecha en la corriente, en el punto donde estaba el cúmulo globular original antes de que sus estrellas se alejaran en dos direcciones. Pero Bonaca demostró que GD-1 tiene una segunda brecha. Y esa brecha tiene un borde irregular, una región que Bonaca llamó el «espolón» de GD-1, como si algo enorme se hubiera lanzado a través de la corriente no hace mucho, arrastrando estrellas a su estela con su enorme gravedad. GD-1, al parecer, fue alcanzado con esa bala invisible.»No podemos compararlo con ningún objeto luminoso que hayamos observado», dijo Bonaca a Live Science.» Es mucho más masivo que una estrella … Algo así como un millón de veces la masa del sol. Así que simplemente no hay estrellas de esa masa. Podemos descartar eso. Y si fuera un agujero negro, sería un agujero negro supermasivo del tipo que encontramos en el centro de nuestra propia galaxia «.No es imposible que haya un segundo agujero negro supermasivo en nuestra galaxia, dijo Bonaca. Pero esperaríamos ver algún signo de ello, como llamaradas o radiación de su disco de acreción. Y la mayoría de las galaxias grandes parecen tener un solo agujero negro supermasivo en su centro.

Un «diablo de polvo» pasa sobre la misión de la NASA en Marte

Un «diablo de polvo» pasa sobre la misión de la NASA en Marte

08/05/2019 mgalindo 0

Sensores a bordo de la misión InSight de la NASA en Marte detectaron cómo un torbellino conocido como ‘diablo de polvo’, no detectado por sus cámaras, pasó sobre el aterrizador el 1 de febrero, informa Europa Press. Los ingenieros calculan regularmente un «factor de polvo», una medida de la cantidad de polvo que cubre los paneles, al analizar la energía solar de InSight. Si bien no vieron ningún cambio al paso del torbellino, sí advirtieron un claro aumento en la corriente eléctrica, lo que sugiere que eliminó un poco de polvo, informa la NASA. La clave para medir estas limpiezas son los sensores de clima de InSight, conocidos colectivamente como el conjunto de sensores de carga útil auxiliar o APSS. Durante este primer evento de polvo, APSS observó un aumento constante en la velocidad del viento y una fuerte caída en la presión del aire, la firma de un diablo de polvo que pasa. La dirección del viento cambió en aproximadamente 180 grados, lo que se esperaría si un diablo de polvo hubiera pasado directamente sobre el módulo de aterrizaje. APSS midió una velocidad máxima de viento de 45 millas por hora (20 metros por segundo). Pero también detectó la mayor caída de presión de aire registrada por una misión en la superficie de Marte: 9 pascales, o el 13% de la presión ambiental. Esa caída de presión sugiere que puede haber vientos aún más fuertes que fueron demasiado turbulentos para que los sensores LOS registren. «El viento más rápido que hemos medido directamente de InSight fue de 63 millas por hora (28 metros por segundo), por lo que el vórtice que levantó el polvo de nuestros paneles solares fue uno de los vientos más fuertes que hemos visto», dijo el científico Aymeric Spiga del Laboratorio de Meteorología Dinámica de la Universidad Sorbona de París. «Sin un vórtice, los vientos suelen estar entre 4-20 millas por hora (2-10 metros por segundo), según la hora del día». Este levantamiento de polvo ocurrió a la 1.33 pm hora local de Marte, que también es consistente con la detección de un diablo de polvo. Tanto en Marte como en la Tierra, los niveles más altos de polvo y actividad del diablo se ven generalmente entre el mediodía y las 3.00 pm, cuando la intensidad de la luz solar es más fuerte y el suelo está caliente en comparación con el aire que está sobre él.

Solar Orbiter: la nave que más se acercará al Sol

Solar Orbiter: la nave que más se acercará al Sol

26/04/2019 mgalindo 0

El Sol parece un disco amarillo de brillo constante pero la realidad es más compleja: emite altos niveles de radiación, tiene un gran número de manchas y expulsa de manera violenta partículas que eventualmente podrían llegar a la Tierra. Pero, ¿cómo genera toda esta enorme actividad? La Agencia Espacial Europea (ESA), en colaboración con la NASA, va a tratar de dar respuesta a esta y otras preguntas gracias a Solar Orbiter, la misión que fotografiará el Sol desde más cerca, a 42 millones de kilómetros, con un escudo térmico hecho de titanio, fibra de carbono, mantas térmicas e incluso un recubrimiento de huesos animales para soportar temperaturas de hasta 500 grados. Solar Orbiter, con participación científica, académica y empresarial española y equipada con antenas, detectores, sensores y nueve telescopios, será lanzada al espacio en febrero de 2020 desde Cabo Cañaveral, EE. UU., y llegará a su destino dos años después, para lo que empleará la asistencia gravitatoria de Venus y la Tierra. En la actualidad, la misión está en unas instalaciones en Alemania, a las afueras de Múnich, en un ensayo de pruebas ambientales, al que le seguirá uno de parámetros electromagnéticos. Solar Orbiter, que acumula tres años de retraso por sus dificultades técnicas, «está ahora más que lista para ser lanzada», ha asegurado en rueda de prensa el jefe de proyecto, César García. El Sol presenta un ciclo de unos once años en el que su actividad magnética varía entre un mínimo y un máximo, y en la actualidad nuestra estrella está en un mínimo solar, pero, cuando está en su máximo de actividad magnética, expulsa grandes cantidades de material y muestra un gran número de manchas solares que se aprecian como zonas más oscuras. Estos cambios de actividad tienen un impacto gigante en el espacio interplanetario, ya que el viento y las tormentas solares están determinadas por estos, pero también puede afectar a la Tierra. Y es que, cuando las partículas son altamente energéticas, podrían vencer el escudo natural que posee nuestro planeta -campo magnético o magnetosfera-, lo que podría dañar satélites de comunicaciones, sistemas de navegación como GPS o redes de transporte de energía eléctrica, ha detallado a Efe Luis Sánchez, jefe de desarrollo de operaciones de ciencia de Solar Orbiter. De ahí la importancia de esta misión, ya que va estudiar de dónde proceden estas partículas y cómo se aceleran para, entre otros, tratar de dar pistas y avisar con antelación sobre su posible llegada a la Tierra, ha resumido por su parte Javier Rodríguez-Pacheco, investigador principal de EPD, un detector de partículas energéticas liderado por la Universidad de Alcalá. Además, Solar Orbiter tratará de comprender por qué el viento solar se acelera hasta 800 kilómetros por segundo o por qué su corona se calienta hasta entre 1 y 2 millones de grados, ha indicado Yannis Zouganelis, responsable científico adjunto del proyecto. Para ello, el satélite, que en su punto más cercano estará un poco más cerca del Sol que Mercurio, tiene diez grandes instrumentos con antenas, detectores y telescopios que deberán trabajar de manera coordinada y planificada: «Ahí está la clave», ha apuntado Anik de Groof, coordinadora de operaciones de instrumentación de la misión. Solar Orbiter tiene una vida útil de siete años, extensible tres años más, y dos paneles solares. España, además del detector EPD, también participa en PHI, uno de los telescopios solares de alta resolución capaz de medir la sismología solar y el campo magnético. Han colaborado, además de la de Alcalá, las universidades de Barcelona, la Politécnica de Madrid, y la de Valencia, el Instituto de Astrofísica de Andalucía, el Astrofísico de Canarias y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial. La aportación española ha sido muy importante y «sacrificada, en un momento de crisis económica profundo», ha recordado Rodríguez-Pacheco, quien ha dicho: somos muy buenos cuando nos dejan. EFE

Escucha el primer evento sísmico registrado en Marte

Escucha el primer evento sísmico registrado en Marte

24/04/2019 mgalindo 0

La NASA ha difundido la señal de vídeo y audio que ilustra el evento sísmico marciano registrado el 6 de abril por el sismómetro colocado en el suelo de Marte por su aterrizador InSight.Este es el primer temblor registrado que parece provenir del interior del planeta, en lugar de ser causado por fuerzas sobre la superficie, como el viento. Los científicos aún están examinando los datos para determinar la causa exacta de la señal.En el montaje se pueden escuchar tres tipos distintos de sonidos, todos ellos detectados como vibraciones del suelo por el sismómetro de la nave, llamado Experimento Sísmico para Estructura Interior (SEIS): hay ruido del viento marciano; el evento sísmico en sí; y el brazo robótico de la nave a medida que se mueve para tomar fotografías.Este evento es el primer probable ‘martemoto’ registrado por el equipo de InSight. Se han registrado varios otros eventos sísmicos, pero son mucho más ambiguos que esta señal. El audio subraya el ruido sísmico que puede tener la superficie marciana y se produjo a partir de dos conjuntos de sensores incluidos con SEIS.En la señal de audio estéreo, se pueden escuchar los sonidos de los sensores de banda muy amplia desde los altavoces izquierdos y los sonidos de los sensores de período corto desde los derechos. El audio de ambos conjuntos de sensores se ha acelerado en un factor de 60; Las vibraciones reales en Marte no habrían sido audibles para el oído humano. Se recomienda la reproducción en auriculares o sistema de altavoces para una mejor experiencia.»Las primeras lecturas de InSight continúan con la ciencia que comenzó con las misiones Apolo de la NASA», que ya registró sismos en nuestro satélite, dijo el investigador principal de InSight, Bruce Banerdt, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California. «Hemos estado recogiendo el ruido de fondo hasta ahora, pero este primer evento inicia oficialmente un nuevo campo: ¡la sismología marciana!».El nuevo evento sísmico era demasiado pequeño para proporcionar datos sólidos sobre el interior marciano, que es uno de los principales objetivos de InSight. La superficie marciana es extremadamente silenciosa, lo que permite que SEIS, el sismómetro especialmente diseñado de InSight por el centro espacial francés (CNES), detecte ruidos débiles. En contraste, la superficie de la Tierra está temblando constantemente por el ruido sísmico creado por los océanos y el clima. Un evento de este tamaño en el sur de California se perdería entre docenas de pequeños crepitantes que ocurren todos los días.El sismómetro de InSight, que el módulo de aterrizaje colocó en la superficie del planeta el 19 de diciembre de 2018, permitirá a los científicos recopilar datos similares sobre Marte. Al estudiar el interior profundo de Marte, esperan aprender cómo se formaron otros mundos rocosos, incluidos la Tierra y la Luna.

Cómo una estrella joven puede arruinar rápidamente un mundo habitable

Cómo una estrella joven puede arruinar rápidamente un mundo habitable

24/04/2019 mgalindo 0

Las estrellas jóvenes pueden destruir rápidamente las atmósferas de planetas similares a la Tierra potencialmente habitables, una dificultad adicional significativa para la vida en otros sistemas.Investigadores con sede en la Universidad de Viena y el Instituto de Investigación Espacial de la ÖAW en Graz calcularon por primera vez la rapidez con la que una atmósfera similar a la Tierra se perdería de un planeta que orbita una estrella joven muy activa. Los resultados aparecerán próximamente en la revista ‘Astronomy & Astrophysics Letters’.Una de las preguntas más activas y emocionantes en la ciencia moderna es cómo abundan los planetas con atmósferas y condiciones de superficie similares a la Tierra y, por lo tanto, el potencial de albergar vida en el universo. Gran parte de las investigaciones recientes sobre este tema se han centrado en planetas que orbitan estrellas llamadas enanas M, que son más pequeñas que nuestro Sol y son el tipo más numeroso de estrellas en nuestro vecindario solar.El principal impulsor de las pérdidas atmosféricas al espacio es la estrella central que el planeta está orbitando. Las estrellas tienen fuertes campos magnéticos, y estos conducen a la emisión de rayos X de alta energía y radiación ultravioleta. Estos fenómenos se conocen colectivamente como la «actividad» de la estrella.A edades tempranas, las estrellas tienen altos niveles de actividad y, por lo tanto, emiten cantidades extremadamente grandes de rayos X y radiación ultravioleta. A medida que las estrellas envejecen, sus actividades disminuyen rápidamente. Es importante para los planetas que orbitan las enanas M, mientras que las actividades de estrellas como el Sol disminuyen rápidamente después de unos cientos de millones de años, las enanas M a menudo permanecen muy activas durante miles de millones de años.La radiación de alta energía es importante porque se absorbe en la atmósfera de un planeta, lo que hace que el gas se caliente. Para la Tierra, el gas se calienta a temperaturas de más de 1.000 grados centígrados en la región superior conocida como la termosfera. Esta es la región en la que vuelan naves espaciales como los satélites y la Estación Espacial Internacional.Cuando orbitan estrellas jóvenes con altos niveles de actividad, las termosferas de los planetas se calientan a temperaturas mucho más altas que, en casos extremos, pueden hacer que el gas fluya lejos del planeta. Hasta este nuevo estudio, la rapidez con que se pierden las atmósferas en estos casos hasta ahora no se ha explorado en detalle para planetas similares a la Tierra con atmósferas similares a la Tierra.

¿Qué es un agujero negro?

¿Qué es un agujero negro?

11/04/2019 mgalindo 0

El mundo conoce desde este miércoles cómo es un agujero negro, uno de los objetos más misteriosos y sugerentes del Universo, gracias a la imagen mostrada por el consorcio internacional Telescopio Horizonte de Sucesos (EHT).Pero qué son exactamente, por qué fascinan tanto a los científicos y no científicos, quién habló de ellos por primera vez. Los explica a Efe Roberto Emparan, físico e investigador ICREA (Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados) del Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona.1. ¿Qué es un agujero negro?Un lugar del espacio de donde nada puede escapar, ni siquiera la luz.2. ¿Por qué no todas las estrellas se convierten en agujeros negros?Tan solo forman agujeros negros las estrellas muy masivas. Cuando agotan su combustible al final de su vida, colapsan sobre sí mismas de forma catastrófica e imparable y en su desplome forman un pozo en el espacio: un agujero negro.Si no son tan masivas, la materia de la que están hechas puede detener el colapso y formar una estrella moribunda que apenas brilla: una enana blanca o una estrella de neutrones.3. ¿Cuántos tipos hay?Los agujeros negros se distinguen por su tamaño. Los estelares son los que tienen masas comparables a la del Sol y radios de decenas o cientos de kilómetros.Aquellos cuyas masas son millones o hasta miles de millones de veces la masa del Sol, son los agujeros negros supermasivos de los núcleos de las galaxias.También es posible que existan -pero todavía no los hemos detectado- agujeros negros intermedios, de centenares de miles de masas solares, y agujeros negros primordiales, formados al comienzo del Universo, con masas que podrían ser muy pequeñas.4. ¿Por qué nada puede escapar de un agujero negro?La fuerza de su gravedad es tan fuerte que ni siquiera la luz puede escapar de su atracción. Y si la luz, que es lo que más rápido viaja en nuestro Universo no puede salir, entonces nada podrá hacerlo.5. ¿Pueden estar ubicados en cualquier lugar del Universo?Sí. Creemos que en la mayoría de las galaxias hay un agujero negro supermasivo en su centro y centenares de miles de agujeros negros estelares.El agujero negro conocido más cercano a la Tierra se halla a unos 3.000 años-luz de nosotros.6. ¿Qué es el horizonte de sucesos?El borde del agujero negro, el límite más allá del cual es imposible ver nada, ni escapar de él si uno lo cruza.7. ¿Quiénes son los científicos que más han contribuido a saber sobre los agujeros negros?Albert Einstein formuló la teoría que los predice, aunque él nunca llegó a entenderlos ni aceptarlos.Karl Schwarzschild fue el primero en hallar una solución de las ecuaciones de Einstein que describe un agujero negro (si bien él murió antes de que esto se entendiese).John Wheeler los popularizó y les dio el nombre más acertado de la historia de la física.Stephen Hawking describió sus propiedades y nos dejó un paradoja al intentar conjugar los agujeros negros con la física cuántica.8. ¿Por qué fascinan más allá de a los científicos?Los agujeros negros combinan de forma única elementos que todos podemos compartir: la fascinación de lo absoluto en esas prisiones de oscuridad total, incondicionales y definitivas; la intriga sobre el misterioso destino de lo que entra en ellos; la dificultad casi imposible de entender qué le sucede al tiempo en el agujero negro.Y además, todo esto con un nombre que es el mayor acierto comercial de la ciencia: científicamente apropiado, breve, sencillo, y hasta un punto sexy.9. Incluso el cine se ha atrevido con ellos, ¿los ha contado bien?La primera película en la que aparece uno, «El abismo negro» (Disney, 1979), es un disparate en el que dentro del agujero negro hay ángeles y demonios. En cambio, mucha de la física y las imágenes de Gargantúa, el agujero negro en «Interstellar» (2014) contienen ciencia de primera clase.

Ocho españoles participan en la primera foto de un agujero negro: “Es el primer fotograma de una gran película”

Ocho españoles participan en la primera foto de un agujero negro: «Es el primer fotograma de una gran película»

11/04/2019 mgalindo 0

Ocho científicos españoles han formado parte del proyecto internacional que ha desvelado este miércoles la primera imagen real de un agujero negro.Se trata de José Luis Gómez, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC); Antxon Alberdi, director del IAA-CSIC; Iván Martí-Vidal, del Instituto Geográfico Nacional (IGN); Miguel Sánchez-Portal, director del Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM); y los ingernieros Salvador Sánchez e Ignacio Ruiz, y los investigadores de la Universidad de Valencia, Pablo Torné y Rebecca Azulay.La contribución española se ha basado en el diseño de varios algoritmos, en la organización y configuración del equipamiento técnico, así como en la realización de las observaciones desde el radiotelescopio español IRAM de 30 metros, situado en Sierra Nevada, Granada.Algunos de los científicos españoles que han participado en este descubrimiento han presentado su contribución en una rueda de prensa celebrada en el CSIC, en Madrid, donde han estado también la presidenta de la institución científica, Rosa Menéndez; y el secretario general de Coordinación de Política Científica del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, Rafael Rodrigo.Según ha comentado Antxon Alberdi, desde el punto de vista del conocimiento científico este acontecimiento es «maravilloso». «Va a estar en libros de texto y enciclopedias», ha asegurado el director del IAA-CSIC.»La imagen es el primer fotograma de una gran película que está por rodar», ha dicho por su parte, Martí-Vidal, dado que el EHT va a seguir observando este y otros agujeros negros en el futuro.

«Con la imagen del agujero negro, hemos confirmado la Teoría de la Relatividad de Einstein»

«Con la imagen del agujero negro, hemos confirmado la Teoría de la Relatividad de Einstein»

11/04/2019 mgalindo 0

«Realizar una imagen de un agujero negro es un hito histórico para la astronomía con amplia participación española». Con este tuit, el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, alababa la participación española en la obtención de la primera imagen de un agujero negro. Ya nos podemos olvidar de las recreaciones por ordenador. El investigador José Luis Gómez es uno de los ocho españoles que ha participado en el descubrimiento. Este científico del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) está detrás del algoritmo que ha ayudado a reconstruir la imagen final. – ¿En qué momento supieron que habían captado la primera imagen de un agujero negro?Las observaciones se realizaron en 2017 combinando las siete antenas distribuidas a lo largo del globo que componen el Telescopio Horizonte de Sucesos (EHT por sus siglas en inglés). Realizamos 70.000 simulaciones a lo largo de los días 5, 6, 10 y 11 de abril de las que obtuvimos 50.000 imágenes. Nos reunimos en julio, en un congreso, donde comparamos lo que habíamos obtenido con diferentes técnicas de reconstrucción y vimos que la teníamos. Si no nos hubiéramos unido tantos investigadores –cerca de 200– este resultado no habría sido posible.Esas imágenes las han ido «ensamblando» hasta crear esa primera instantánea de un agujero negro. Hemos confirmado la Teoría de la Relatividad de Einstein. Esta imagen ha transformado nuestra visión de los agujeros negros de un concepto matemático en algo real que puede ser estudiado a través de repetidas observaciones astronómicas.- ¿Por qué buscaban dar con la sombra del agujero?Es importante localizar esta parte porque los agujeros negros son los únicos objetos que cuentan con una región en la que la luz queda atrapada (la sombra), es lo que se conoce como horizonte de sucesos (de ahí también el nombre del telescopio). La sombra siempre aparece rodeada por un anillo de luz, que es lo que hemos conseguido captar.