Los dos días en los que Google dejó de indexar

Los dos días en los que Google dejó de indexar

28/05/2019 mgalindo 0

Google ha resuelto el problema que hizo que desde el pasado jueves por la noche hasta el domingo se haya quedado sin poder indexar páginas web nuevas en su buscador, a causa de un error que ha provocado que durante dos días y medio los usuarios hayan tenido problemas para acceder a contenidos actualizados.

Según escribió Google Webmasters en su perfil de Twitter el viernes por la mañana, en la empresa estaban lidiando con un «nuevo problema de indexación» que había comenzado seis horas antes, y por el que las nuevas páginas web y contenidos no aparecían correctamente en los resultados de las búsquedas.

El responsable de seguridad de búsquedas de Google, Danny Sullivan, informó en su perfil de Twitter el viernes que el problema ya había reducido su impacto, pero que no querían hacerlo público hasta que estuvieran seguros al 100% de que había desaparecido.

Así, aseguró dirigiéndose a los usuarios que «podéis hacer algunas búsquedas directamente vosotros mismos y ver que hay mucho contenido actualizado como siempre». Ahora, como ha publicado Google, desde este domingo por la tarde el problema ya está resuelto. El error no tuvo relación con una caída de servicio sufrida por la plataforma durante el miércoles de la semana pasada.

Un portátil con seis de los virus más peligrosos de la historia podría venderse por 1,2 millones de dólares

Un portátil con seis de los virus más peligrosos de la historia podría venderse por 1,2 millones de dólares

27/05/2019 mgalindo 0

El portátil, un Samsung NC10-14GB de 10,2 pulgadas, está aislado y sin aire para prevenir la propagación del malware que contiene. No es peligroso al tacto, pero podría ser una amenaza cuando está en contacto con WiFi o al conectar un USB. Se llama «The Persistence of Chaos» y es una obra de arte que podría venderse por más de un millón de dólares.

Creada por el artista Guo O Dong, esta pieza artística no deja de ser un portátil algo obsoleto que contiene, eso sí, seis de los virus informáticos más peligrosos de la historia: ILOVEYOU, MyDoom, SoBig, WannaCry, DarkTequila y BlackEnergy.

En declaraciones a The Verge, Guo O Dong dice que la intención detrás del «hermetismo» del portátil infectado era «hacer físicas las amenazas abstractas que plantea el mundo digital».

Seis amenazas globales
Los seis virus presentes en la obra del artista provocaron millones de dólares en pérdidas en todo el mundo. ILoveYou, un gusano escrito en VBScript, infectó en mayo del año 2000 a unos 50 millones de ordenadores, provocando pérdidas de más de 5.500 millones de dólares. Mydoom afectó especialmente a Microsoft Windows. Se registró por primera vez en enero de 2004 y se convirtió en el gusano de correo electrónico que más rápido se propagó.

El gusano SoBig infectó a millones de ordenadores Microsoft en agosto de 2003. Fue apodado como el virus más rápido de la historia, infectando a 200.000 ordenadores españoles en dos días.
WannaCry
puede que sea el nombre más famoso de la lista. El 12 de mayo de 2017 se registró un ataque a escala mundial que afectó a empresas como Telefónica, Iberdrola y Gas Natural. Miles de ordenadores fueron atacados ese día por el programa dañino, tipo Ransomware.

Detectado por primera vez en 2013, DarkTequila afectó especialmente a México y su objetivo era robar datos bancarios de usuarios de banca online. BlackEnergy, por su parte, se presentaba como un malware utilizado desde 2007 en ataques de tipo denegación de servicio y amenaza persistente avanzada.

1,2 millones
El portátil puede verse a través de un streaming en directo y la última cifra de la subasta, que finaliza en las próximas horas, supera los 1,2 millones de dólares.

Ver vídeo en directo de PersistenceChaos en www.twitch.tvSegún el artista, la cifra puede parecer muy elevada para tratarse de un viejo ordenador, pero le gusta pensar en su particular obra de arte como «una especie de bestiario, un catálogo de amenazas históricas».

Por qué las redes 5G van a cambiar la economía y la sociedad

Por qué las redes 5G van a cambiar la economía y la sociedad

26/05/2019 mgalindo 0

Futuro y presente se están uniendo gracias a internet. Es el pilar de todo en estos momentos, creador de valor. Como ha estado ocurriendo en los últimos años en la feria Mobile World Congress, las redes 5G fueron indiscutibles protagonistas del evento de tecnología móvil más importante del mundo. Pero su importancia trasciende de la mera movilidad, ya que anticipa la llegada de un nuevo modelo productivo gracias a la hiperconectividad.

Y su impacto, se cree, será importante. Nuevos trabajos, nuevos procesos, nuevos modelos de negocios se implantarán en el momento en el que se hayan desplegado. Y, con ello, se inauguará –según los expertos– un mundo donde no solo las velocidades de conexión serán más altas, sino que se podrá conducir, por ejemplo, un coche a distancia, ahorrando con ello costes en desplazamientos. Lo ha demostrrado un proyecto de coche conectado de Telefónica en colaboración con Ericsson.

Han conseguido que sea posible conducir remotamente un vehículo de pequeñas dimensiones situado a 50 kilómetros de distancia y bajo una latencia de 30 milisegundos, inferior a lo que son capaces de captar los sentidos de un ser humano. De esa manera, la respuesta del volante, la imagen y el cart, estaban perfectamente sincronizadas en tiempo real, transfiriendo la friolera de 32 GB por segundo, entre imagen, y datos del vehículo.

Mientras que en el pasado hablábamos del 5G como un ente teórico, desde este año es la primera vez que hemos podido ver los primeros prototipos funcionales de los que serán los protagonistas del cambio. Y da la sensación que se ha avanzado mucho al respecto después de las primeras pruebas teóricas y las previsiones más o menos verosímiles.

Primeras pruebas en laboratorio

La idea es que para 2020 ya estén disponibles las primeras conexiones comerciales, pero el trasvase hacia un nuevo tipo de red requiere inversión, infraestructuras nuevas, apoyo de diferentes sectores, desarrollo de sistemas compatibles como para pensar que de la noche a la mañana tendremos todo listo. No obstante, los resultados obtenidos por diferentes marcas implicadas en este momento da pie a considerar que se cumplirán los plazos y que la tecnología avanza más rápido.

El 5G va a cambiar la economía y la sociedad hasta un punto que no nos podemos llegar a imaginar. Los objetos y máquinas conectadas, nos llevarán a una nueva era de automatismo y eficiencia, que algunos podrían denominar como la tercera revolución industrial. Realmente no sabemos qué aplicación tendrá el 5G en el futuro. La tecnología puede ser a veces predecible; los seres humanos, no. Parece una frase hecha, pero no tenemos más que remitirnos a, por ejemplo, el despliegue de las conexiones 3G, que no estaban pensada en un principio para los «smartphones», que llegaron después.

Con el 4G y la alta velocidad móvil se ha dado un importante paso en los últimos años y es de esperar que con el nuevo 5G, que las empresas implicadas (telecomunicaciones, operadoras, tecnológicas) están creando actualmente el protocolo y estandarización, también ocurra igual. La idea es alcanzarlo durante este año, pero eso quiere decir que a día de hoy no existe prácticamente el modelo de nuevas conexiones. «El 5G es mucho más que la comunicación en sí, va a traer cambios en la sociedad y la economía. Sectores que no estaban digitalizados, como la agricultura, se transformarán creando nuevos modelos y oportunidades de negocio», apunta a este diario Sara Mazur, vicepresidente y directora de investigación de Ericsson.

La importancia del 5G radica en que posibilitará el desarrollo del «Internet de las cosas» y la comunicación e inteligencia entre máquinas, lo que nos llevará a la próxima revolución industrial. El 5G -según se cree- solventará dos problemas de nuestro actual 4G. El primero es que éste no optimiza las conexiones, siendo la misma para una persona que está viendo video en alta resolución que un termostato que envía la temperatura a un teléfono, lo que termina saturando las redes.

Huawei ha apostado este año por la nube total. Al fin y al cabo, la evolución al 5G nos va a llevar a un mundo donde toda la inteligencia del sistema se producirá en la nube, con millones de fuentes de datos que administrar y gestionar. Algo que requerirá de todo una nueva generación de servicios en la nube, y que superan la capacidad de procesamiento actual. Junto a Audi y Vodafone se han lanzado a por un coche conectado que utiliza una tecnología intermedia entre el 4G y 5G, lo que permite conectar a los vehículos entre sí, mejorando la seguridad y la gestión del tráfico.

Resolver varios problemas
La era del 5G creará diferentes conexiones con diferentes características dependiendo de la demanda del dispositivo, permitiendo así, que cientos de máquinas se puedan conectar a internet de forma inalámbrica. El segundo problema a resolver es la latencia, es decir, la velocidad de la respuesta de la conexión. En 4G no es lo suficientemente rápida como para soportar, por ejemplo, el coche autónomo con total seguridad.

Técnicamente, el 5G ya es una realidad (al menos en pruebas de laboratorio y ensayos públicos a menor escala) a pesar que faltan flecos por resolver. Es la primera vez que hemos podido ver prototipos reales de 5G. Desde antenas a coches autónomos o teléfonos móviles como el de ZTE, el Gigaset, que ya está preparado para ser compatibles con este tipo de conexiones, aunque a día de hoy su propietario no pueda aprovecharlo.

Colaboración entre empresas
La clave de esta nueva era tecnológica pasa por la colaboración entre empresas. Ninguna va conseguir salir adelante por sí sola. Por eso nos encontramos con productos fruto de la colaboración de varias o muchas empresas, como es el caso del coche conectado de Intel, entre Ericsson y BMW. Un hecho sin precedentes, que ha llevado a toda la industria y a antiguos competidores a enterrar el hacha de guerra. Y a trabajar codo con codo.

Otro detalle a tener en cuenta es que el 5G llegará primero a la industria, donde más se notará su impacto unido al «Internet de las cosas». Donde las máquinas serán capaces de «hablar» entre ellas en tiempo real gracias a la baja latencia del 5G. Entraremos de lleno en la tercera revolución industrial, produciendo con una eficiencia nunca vista hasta ahora. No estamos hablando de una revolución tecnológica, sino más bien de una evolución, como comentan a ABC diversas fuentes de empresas del sector.

Facebook cierra más cuentas que nunca en pleno esfuerzo de reconversión

Facebook cierra más cuentas que nunca en pleno esfuerzo de reconversión

24/05/2019 mgalindo 0

Facebook anunció estre jueves que en el pasado trimestre cerró más cuentas falsas que nunca (2.190 millones), una cifra récord que tiene lugar en un momento en el que la compañía se ha visto envuelta en múltiples escándalos que la han llevado a apostar por reconvertirse.

Los 2.190 millones de cuentas que la empresa eliminó entre enero y marzo son una cifra muy cercana a los 2.380 millones de usuarios activos mensuales legítimos que tiene Facebook, algo que sólo se explica porque un porcentaje mayoritario de las cuentas falsas son creadas y gestionadas directamente por robots.

«La cantidad de cuentas que eliminamos se incrementó a causa de los ataques automáticos llevados a cabo por actores malignos que buscan crear grandes volúmenes de cuentas al mismo tiempo», indicó al presentar el informe el vicepresidente de Facebook para Integridad, Guy Rosen.

Luchar contra la desinformación y la falta de transparencia en la red social, así como aumentar el respeto a la privacidad de los usuarios y reducir la «toxicidad» de los contenidos son los pilares fundamentales sobre los que se asienta la «reconversión» de la plataforma prometida a principios de año por su cofundador y consejero delegado, Mark Zuckerberg.

Las cuentas falsas (cuya identidad real no se corresponde con quien dicen ser en Facebook) gestionadas por robots se han convertido en los últimos tiempos en una de las principales herramientas usadas para generar confusión y propagar desinformación online. Se trata en muchas ocasiones de acciones coordinadas dedicadas a influir en un evento específico (como unas elecciones) o sobre una cuestión polémica con origen en países distintos a aquel al que van dirigidas, como por ejemplo los esfuerzos desde Rusia e Irán para influir en la opinión pública de EE.UU. y Europa.

Además de informar sobre cuentas y contenido retirado, la red social también publicó por primera vez datos relativos a las apelaciones que realizan los internautas cuya actividad ha sido censurada erróneamente por Facebook, así como cifras sobre ventas ilegales de armas y drogas en la plataforma.

Sobre las primeras, los números de la empresa indican que aproximadamente un cuarto de las quejas que se presentan después de que Facebook haya censurado contenidos sexuales o sobre desnudos son avaladas y el contenido es restaurado, mientras que en el caso de los mensajes de odio, esta proporción baja hasta una décima parte. En cuanto a las segundas, Facebook aseguró que elimina un 83% de los mensajes que publicitan drogas antes de que los usuarios los denuncien, y un 69% en el caso de las armas de fuego.

«Mucho ruido y pocas nueces»: el primer año de las exigencias en privacidad deja más intenciones que sanciones

«Mucho ruido y pocas nueces»: el primer año de las exigencias en privacidad deja más intenciones que sanciones

24/05/2019 mgalindo 0

Días antes del 25 de mayo del pasado año a las empresas le entraron los nervios de última hora. Decenas de correos electrónicos avisaban a los usuarios que algo iba a cambiar en su relación con ellos a partir de ahora. La causa tenía un nombre propio, el Reglamento General de Protección de Datos cuyas siglas, RGPD, llegaba precedido de un miedo atroz. Era la revolución de la privacidad, el nuevo orden europeo que iba a cambiarlo todo. Un año después, el balance es positivo, aunque queda mucho trabajo por hacer.

«Mi valoración es que se ha generado mucho ruido en el día previo a la entrada en vigor pero, quitando la histeria colectiva y las comunicaciones de consentimiento, ha habido mucho ruido y pocas nueces», subraya en declaraciones a este diario Samuel Parra, abogado experto en protección de datos, quien considera que después de este primer aniversario continúa habiendo muchas páginas web y comercios físicos que hacen referencia a la normativa derogada. «No se han actualizado y no es algo puntual, es que la mayoría no lo han hecho».

Durante el primer año de la normativa, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha registrado unas 14.397 reclamaciones. Durante 2018 se pasó de unas 10.651 reclamaciones hasta llegar a 14.146, lo que ha supuesto un crecimiento del 32,8%. La mayoría de esas peticiones fueron acerca de una inserción indebida en ficheros de morosidad (el 16%), seguido de la aspectos relativos a videovigilancia (11%) y el impacto de los servicios digitales o la reclamación de deudas (con el 10% cada uno).

Otras áreas que también se han reclamado tuvieron que ver con aspectos relacionados con las Administraciones Públicas (7%), la sanidad (7%), temas de publicidad -excepto spam- (5%), comercios, el transporte y hostelería (5%), también entidades financieras (4%) y, aunque pudiera ser extraño, peticiones sobre publicidad a través de correo electrónico o teléfono móvil (4%).

En Europa, la recaudación obtenida por los diferentes procesos sanciones y multas ha ascendido a 55.955.871 euros, según el último informe. En España se han dictado 907 resoluciones sancionadoras (434 supusieron una sanción económica, 96 se resolvieron con una infracción a Administraciones Públicas y un total de 377 apercibimientos). En el caso de las dos principales (morosidad y contratación fraudulenta), han representado, respectivamente, 3.770.803 euros (29%) y 4.979.200 euros (38%) sobre un total de sanciones que ha alcanzado unos 12.824.454 euros.

Las multas, de hecho, era una de las mayores preocupaciones de las empresas ante la irrupción del RGPD. Éstas vienen establecidas en el artículo 83 del reglamento, concretamente plantea la posibilidad de sancionar las infracciones con multas administrativas de 10 y 20 millones de euros, pero sólo podrán suponer la cantidad equivalente al 2 o 4% como máximo del volumen de negocio total, con respecto al ejercicio anterior.

Sin embargo, los expertos creen que se han producido pocas sanciones pero algunas muy importantes como la recibida por el Hospital Barreiro-Montijo, en Portugal, de 400.000 euros. «Es vital cumplir con las políticas de privacidad, ofreciendo información clara y sencilla al usuario y, en definitiva poner en práctica todas los cambios normativos en materia de privacidad para asumirlo como una garantía de seguridad para todas las partes», apunta Laura Burillo, consultora de seguridad y protección de datos de Entelgy Innotec Security.

Balance positivo en general
Para Borja Adsuara, jurista digital y antiguo director de Red.es, el balance también ha sido positivo. «España estaba mejor preparada que otros países para aplicar el reglamento porque la Agencia era de las que más sanciones imponía con la antigua ley de protección de datos, mucho más que todas las agencias europeas juntas. Aunque hay muchas cosas por mejorar, si nos comparamos con otros países del entorno no estamos mal», sostiene.

Pese a la llamada apocalíptica que supuso la llegada del RGPD el pasado año, el impacto entre los ciudadanos se ha ido reduciendo. «Como somos los españoles, tuvimos mucho interés y preocupación hace un año como si se fuera a acabar el mundo, y como se pasó el día y no ocurrió pues, como solemos hacer, pasamos a otras cosas; el nivel de preocupación ha descendido». considera.

Aún así, en general los expertos coinciden en que el ciudadano ha interiorizado algunos de los principios básicos del reglamento. «Aunque no han logrado a conocer el alcance de la normativa y se han quedado en la superficie como lo del consentimiento explícito, ahora saben que tienen ese derecho y lo ejercen de manera generalizada», añade Parra, al tiempo que reconoce que sí ha habido confusión de los usuarios y empresas en algunos aspectos como el «derecho al olvido».

Más cuidado han mostrado las empresas para aplicar las exigencias de protección de datos. De hecho, solo el 15% de las compañías españolas no ha realizado ningún cambio en su negocio tras la entrada en vigor del RGPD. Y eso que siete de cada diez empresas españolas (68%) califican de prioridad máxima garantizar su cumplimiento, según el informe desarrollado por Hiscox y Forrester Consulting, donde se analizan las estrategias de ciberseguridad de más de 5.000 empresas a nivel internacional.

Irlanda abre una investigación a Google para averiguar si cumple con la normativa de protección de datos

Irlanda abre una investigación a Google para averiguar si cumple con la normativa de protección de datos

23/05/2019 mgalindo 0

La Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC, por sus siglas en inglés) ha iniciado una investigación con el objeto de averiguar si la plataforma publicitaria de Google cumple con todos los aspectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), la normativa comunitaria que empezó a aplicarse en 2018.

El caso se ha iniciado después de las propias investigaciones preliminares comenzadas por la propia iniciativa de la DPC así como por varias solicitudes que ha recibido el organismo irlandés. Los reguladores se centrarán en si el procesamiento de datos personales llevado a cabo en cada una de las etapas de las transacciones publicitarias cumple con el RGPD.

Asimismo, la Comisión de Protección de Datos examinará las «prácticas de retención» de Google y si cumple con los principios de transparencia y minimización de datos previstos en la normativa comunitaria. La DPC inició un procedimiento similar contra Facebook durante el pasado mes de abril. También informó de que estaba realizando 51 investigaciones a gran escala, 17 de las cuales estaban relacionadas con firmas ligadas a tecnológicas como Twitter, LinkedIn o Apple.

De acuerdo a lo previsto en el RGPD, los reguladores nacionales de protección de datos pueden imponer multas a las empresas de hasta 20 millones de euros o del 4% de sus ingresos globales, eligiendo la que sea de mayor importe. El gigante tecnológico estadounidense Google se ha comprometido a colaborar «plenamente» en la investigación que abrió el miércoles la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC, por sus siglas en inglés) para averiguar si la firma cumple con todos los aspectos previstos en el Reglamente General de Protección de Datos (RGPD).

«Nos comprometemos plenamente con la DPC y valoramos positivamente la oportunidad de que exista la posibilidad de unas reglas de protección de datos en Europa sobre pujas en tiempo real más claras», ha asegurado a Europa Press un portavoz de Google. Pese a las pesquisas que han iniciado los reguladores irlandeses, la compañía ha añadido que los compradores de publicidad autorizados que usan sus sitemas «están sujetos a políticas y normas estrictas».

Cómo hacer que tu cliente pague más por tu producto

Cómo hacer que tu cliente pague más por tu producto

23/05/2019 mgalindo 0

Resulta bastante llamativo que 9 de cada 10 compradores estén abiertos a abonar más por un producto si reciben una mejor experiencia de cliente (CX o Customer Experience) y que únicamente el 1% de las compañías sean capaces, a día de hoy, de satisfacer estas pretensiones.

Estos datos demoledores, facilitados recientemente por el «Financial Times», no dejan de visibilizar la imperante necesidad de mejorar la CX por parte de las empresas para competir con garantías en el mercado. La gran pregunta es: ¿cómo hacerlo? Sólo existe una respuesta posible: sirviéndonos de la tecnología.

En la actualidad, contamos con multitud de herramientas y tendencias que permiten conocer realmente a los usuarios y su comportamiento. Y gracias a ello se les puede ofrecer una experiencia que cumpla con todas sus demandas. Una de estas corrientes es el Data Experience, es decir, el aporte de inteligencia a los datos para conocer qué es lo que quieren los clientes.

Estas técnicas ya han sido empleadas, entre otras, por compañías como Marvel, BBVA e, incluso, la NFL (National Football League o conocido en España como la Liga Nacional de Fútbol Americano), que ha habilitado una app conocida como NFL Now que permite a los fans crear su propio canal y alimentarlo con su contenido preferido.

De este modo, conocen sus gustos, experiencias, comportamiento y pueden desgranar información valiosísima de cara a lanzar nuevas acciones de marketing, cerrar acuerdos con «partners», abrirse a nuevos mercados. Sólo conociendo al detalle al cliente se le puede ofrecer una experiencia personalizada que cumpla con sus expectativas y por las que estén dispuesto a pagar más.

En España, una de las necesidades que están demandando cada vez con más frecuencia los usuarios en el sector B2C (Business To Client) es una experiencia de compra más eficiente y completa. El comprador no quiere adquirir y marcharse a casa, necesita que esa experiencia le reporte más beneficios que los que le ofrece el propio producto en cuestión.

Una de las opciones más interesantes que se ha labrado un hueco en el mercado ha sido la digitalización de los tickets en una misma plataforma mediante tecnología NFC. Una tendencia pionera a la que ya se han sumado establecimientos radicados en España. Y es que la digitalización de los tickets en una misma interfaz representa múltiples beneficios para los clientes.

Es un modo de ser más cuidadoso con el medioambiente, de tener un control real sobre sus gastos, de no perder los tickets para posibles devoluciones o cambios, de comparar y buscar mejores ofertas y promociones… Todo ello hace que la experiencia de compra sea mucho más completa y eficiente. Pero que este razonamiento no lleve a equívoco, una adecuada CX -Experiencia de usuario, en español- beneficia también, y mucho, a las empresas.

Aparte de poder elevar los precios porque el usuario está dispuesto a abonar más por una mejor experiencia, para las compañías es una forma de ahorrar costes, de ser coherente con las políticas de sostenibilidad y medioambiente, de implantar técnicas de Big Data para conocer cuáles son los productos más demandados y eficientes o, incluso, una alternativa para atraer nuevos clientes.

No cabe duda de que los procesos y hábitos de compra han cambiado y no hay que confundirse, lejos de ser un problema se ha convertido en una enorme oportunidad para todos los actores de la oferta y la demanda. ¿Estarán los negocios abiertos a trabajarla adecuadamente?

César de Pablo Huete es fundador y CEO en Tickendy

Google y Huawei: guerra entre ciberespías

Google y Huawei: guerra entre ciberespías

22/05/2019 mgalindo 0

Que nadie se lleve las manos a la cabeza pero no existe la seguridad informática. No al menos al 100%. Se pueden levantar muros y aplicar contramedidas, pero todo dispositivo electrónico que se conecte a internet es susceptible de ser «hackeado». No debería sorprender después de los precedentes que llevamos acumulados. El usuario también tiene mucho que decir: tener unos buenos hábitos y ser conscientes de los riesgos evitarían innumerables problemas.

El escándalo de Facebook y Cambridge Analytica abrió los ojos a los ciudadanos acerca de lo «vendidos» que están sus datos personales, como suele decirse, el petróleo del siglo XXI. Pero es más que eso. Es la vida entera, la privacidad, la intimidad de los usuarios. El negocio detrás de ellos es demasiado suculento como para dejarlo pasar. Y muchas empresas, entre ellas el gigante estadounidense Google, ha basado toda su estrategia empresarial en sacar partido de la información que, recordemos nuevamente, cedemos voluntariamente los usuarios.

Desde el momento en el que el usuario decide abrirse una cuenta de Google accede a un universo privilegiado en donde tiene a su alcance decenas de servicios digitales y una oferta de contenidos casi ilimitada. Como contrapartida, la privacidad. Algo que no existe. Todo queda almacenado, rastreado, guardado. Incluso, como se ha descubierto recientemente, el gigante de internet conserva a buen recaudo un historial de todas las compras realizadas por la persona aunque no se hayan tramitado a través de sus herramientas. Y eso es solo la punta del iceberg de un modelo de negocio basado en bienes intangibles tan preciados como deseados.

Vivir sin la «Gran G» es posible, pero ha arraigado tanto en nuestras existencias que existe una gran dependencia tecnológica. Al menos, desde el punto de vista occidental. Porque en la otra cara del mundo, China, existen 1.300 millones de personas, 1.300 millones de potenciales consumidores que las empresas de Silicon Valley no están dispuestas a perder. Vallar el mercado chino es una decisión imposible; cerrar el grifo de este mercado es cerrar el grifo a su mejor cliente. Y cuando hay dinero de por medio no hay amigos que valga.

Esto es la historia de la búsqueda de un nuevo orden mundial en donde el control de internet va a dirimir los próximos decenios. El tira y afloja con Huawei se ha escudado, en parte, en una serie de sospechas sobre posibles casos de espionaje. Dudar de la marca china es inevitable; y más con sus antecedentes, que no son del todo admirables. Ha sido acusada de robo de información industrial, ha sido cuestionada por sus introducir diseños plagiados, ha sido demandada por sustraer patentes, ha aplicado técnicas comerciales agresivas y, por supuesto, ha sido señalada como un caballo de Troya para vigilancia masiva.

El gobierno de Donald Trump le ha hecho la cruz al considerar, a partir de diversos informes de agencias de inteligencia norteamericanas, que la firma china ha estado desarrollando puertas traseras en sus servicios de telecomunicaciones para que el régimen chino pudiera espiar a millones de empresas públicas y ciudadanos. Y no es un motivo menor, puesto que se trata de uno de sus negocios más boyantes y con el que goza de una envidiada posición dominante en los principales mercados; incluido Europa, en donde las grandes empresas de telecomunicaciones (Vodafone, Telefónica) colaboran con Huawei en el despliegue de las redes móviles de quinta generación, las redes 5G, que traerán consigo un flujo de datos incalculable. Su lanzamiento se espera para 2020.

El experto en seguridad informática Yago Jesús

lo dejaba este martes claro cuando se le preguntaba por la situación: «Hay antecedentes muy serios que justifican el pensar que la tecnología china que va a llegar a Europa y Estados Unidos vaya a tener puertas traseras y funcionalidades ocultas para acceder a los datos». A su juicio, «lo que se tiene que decidir es quién quiere que te espíe, si el aliado americano o China, y Europa es rehén de los dos. Es seguro que ningún hardware de telecomunicaciones a ese nivel que venga de Estados Unidos y de China va a estar libre de funcionalidades ocultas». Al final, la tecnología de consumo es como «Juego de Tronos». Los que consideramos buenos no son tan buenos y los que aparentemente son los malos no son tan malos.

Google colaborará con Huawei durante el indulto del fabricante chino

Google colaborará con Huawei durante el indulto del fabricante chino

21/05/2019 mgalindo 0

Google seguirá colaborando con Huawei durante los próximos 90 días a raíz de la licencia temporal concedida al fabricante chino por el Departamento de Comercio de EE.UU., por lo que los dispositivos de Huawei seguirán recibiendo las actualizaciones y parches de seguridad de Android.

«Es de interés para todos mantener los móviles actualizados y seguros y este permiso temporal nos permite continuar ofreciendo actualizaciones de software y parches de seguridad a los modelos existentes durante los próximos 90 días», indicó a Europa Press un portavoz de la multinacional estadounidense.

El Departamento de Comercio de EE.UU. ha emitido una licencia temporal de 90 días de duración en favor de Huawei y 68 de sus filiales no estadounidenses que autoriza al fabricante chino a llevar a cabo ciertas actividades necesarias para el mantenimiento de las operaciones de redes existentes y para el soporte de servicios móviles existentes, después de que la compañía fuera incluida el pasado jueves en la «lista negra» de empresas con las que las firmas estadounidenses no pueden hacer negocios sin permiso del Gobierno.

«La licencia temporal concede a los operadores tiempo para realizar otros arreglos y espacio al Departamento para determinar las medidas a largo plazo apropiadas para los proveedores de telecomunicaciones americanos y extranjeros que actualmente confían en los equipos de Huawei para servicios clave», declaró el secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross.

«A corto plazo, esta licencia permitirá el mantenimiento de las operaciones relacionadas con los actuales usuarios de móviles de Huawei y redes rurales de banda ancha», añadió.

El «indulto» a Huawei, que estará en vigor durante 90 días a partir del 20 de mayo de 2019 y hasta el próximo 19 de agosto, permitirá también desarrollar la investigación en materia de ciberseguridad «crucial» para el mantenimiento de la integridad y fiabilidad de las redes y equipos existentes y totalmente operativos.

En este sentido, el Departamento de Comercio de EE.UU. precisó que los exportadores deberán contar con certificaciones, que estarán a disposición cuando así lo requiera el Buró de Industria y Seguridad (BIS), en relación con su uso de esta licencia temporal.

Posible prórroga
«Con excepción de las transacciones autorizadas explícitamente por la licencia temporal, cualquier exportación, reexportación o transferencia en el país de artículos sujetos a restricciones seguirá necesitando de una licencia especial emitida tras su evaluación por el BIS y bajo presunción de denegación», explicó el Departamento de Comercio, añadiendo que examinará al cabo de 90 días la posibilidad de prorrogar esta licencia temporal.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó la semana pasa una orden ejecutiva que impedía a las empresas tecnológicas estadounidenses utilizar dispositivos elaborados por compañías que puedan suponer «un riesgo para la seguridad nacional», invocando la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, que da al presidente la autoridad de regular el comercio en respuesta a una emergencia nacional que amenace al país.

Posteriormente, el Departamento de Comercio de EE.UU. incluyó a Huawei Technologies y a 68 filiales en más de una veintena de países en una lista de entidades a las que las compañías estadounidenses no pueden adquirir componentes tecnológicos sin permiso del Gobierno de Estados Unidos.

Por su parte, Huawei ha remarcado que esta orden solo servirá para limitar el mercado estadounidense con «alternativas más caras y de menor calidad», dejando a EE.UU. rezagado en el despliegue de 5G y perjudicando los intereses de sus empresas y consumidores. Además ha advertido de que las «irracionales» restricciones infringirán los derechos de Huawei y plantearán otros graves problemas legales.

Tras la inclusión de Huawei en la «lista negra», Google había suspendido los negocios con la empresa china que requieran la transferencia de productos de hardware y software, excepto aquellos cubiertos por licencias de código abierto. Asimismo, los fabricantes de microprocesadores Intel, Qualcomm, Xilinx y Broadcom también pusieron en marcha planes para restringir sus suministros a la compañía china.

¿Por qué los chinos no usan Google? Porque no lo necesitan

¿Por qué los chinos no usan Google? Porque no lo necesitan

21/05/2019 mgalindo 0

Los chinos no usan Google, ni tampoco lo necesitan. Mientras millones de usuarios tiemblan por cómo cambiarían sus vidas si no pudieran acceder con sus móviles Huawei a las herramientas del gigante estadounidense, los chinos viven en su propio ciberecosistema y ni se acuerdan de que existe.

Tras meses de polémica por la cada vez mayor censura ejercida por las autoridades chinas, en 2010 Google cesaba la mayoría de sus operaciones en China continental a raíz de los ataques cibernéticos contra usuarios de Gmail y de los desacuerdos con el Gobierno sobre el control a los resultados de búsqueda.

Nueve años después ya casi nadie en China recuerda lo que era Google y para buscar información (censurada) en Internet utilizan Baidu, el segundo buscador más usado del mundo.

Hay que recordar que, con más de 772 millones de usuarios de internet (datos de 2017), China es el país del mundo con más internautas (casi el triple que en EEUU, que cuenta con 287 millones), un quinto del total mundial.

¿Cómo afectaría así a los usuarios chinos el hecho de que Google suspendiera los negocios con Huawei? En (casi) nada, cuentan los expertos, pues podrían seguir utilizando todas las aplicaciones con las que sobreviven y disfrutan de la vida.

«No veo que la decisión vaya a afectar a la navegación de los internautas chinos, ya que todas las herramientas que provee Google en China son provistas por empresas como Tencent, Baidú, Huawei… Absolutamente todo, los mapas, la música, los vídeos, los buscadores…Siempre hay una compañía que hace lo mismo en China, si no son varias», explica a Efe Ervis Micukaj, ingeniero informático que trabaja en la ciudad de Shanghái (este del país).

Y, por encima de todas las aplicaciones posibles, recuerda, está
WeChat, que en China «importa más que cualquier sistema operativo». Aunque es conocido popularmente como el equivalente de WhatsApp, la aplicación de Tencent cuenta con cada vez más funciones necesarias para la vida diaria de los chinos: red social, herramienta de pago, intermediaria de servicios…

«A los chinos les das a elegir entre un móvil muy evolucionado, con muchas aplicaciones pero sin WeChat y uno más sencillo con WeChat, eligen el segundo porque cada vez está más presente en sus vidas», asegura.

Tal y como insiste otro ingeniero que trabaja en China, el español José Luis Sánchez Jiménez, «para ellos Google no es nada» pues toda su vida gira en torno a aplicaciones chinas y cada marca de teléfono tiene su tienda propia donde se descargan las actualizaciones de las mismas.

Ni Gmail, ni Youtube, hijos de Google. Para el correo utilizan Tencent QQ (la más popular) y para los vídeos entran en Youku.

Así, ni siquiera en el caso más extremo de que Huawei se decidiera por abandonar por completo a Android y lanzar su propio sistema operativo, los usuarios chinos se verían afectados.

«A un chino le da igual qué sistema operativo utilice, es más, si les dices que es uno chino y propio de Huawei, estarán más orgullosos y nunca perderían ninguna de sus aplicaciones», añade Sánchez Jiménez.

Así, en los hipotéticos nuevos Huawei sin Android, habría versión de la aplicación de taxis DiDi con la que se desplazan, de la del gigante del comercio electrónico Taobao con la que hacen sus compras y del Ele.me que les lleva la comida a sus casas.