La Fiscalía italiana deja sin efecto el plan de rescate del Open Arms ordenado por Pedro Sánchez

La Fiscalía italiana deja sin efecto el plan de rescate del Open Arms ordenado por Pedro Sánchez

20/08/2019 mgalindo 0

Con la crisis sin resolver, con las relaciones muy dañadas con Italia y con un enfrentamiento creciente con el Open Arms el Gobierno trató ayer de dar carpetazo a esta cuestión con un golpe encima de la mesa que, no obstante, pone de manifiesto lo que no había querido hacer hasta ahora y la claudicación frente a la inquebrantable decisión del vicepresidente italiano, Matteo Salvini, de no permitir el desembarco del buque en el puerto de Lampedusa. Pero el nuevo movimiento de Pedro Sánchez se encontró con un imprevisto que convertía su decisión en innecesaria.
El buque «Audaz» de la Armada Española partió ayer desde Rota para «recoger» a los inmigrantes del Open Arms. Pero cuando había transcurrido menos de una hora desde su salida desde el puerto y surcaba ya el Mediterráneo saltó la noticia de que la Fiscalía de Agriento tomaba la decisión de incautar el Open Arms y proceder al desembarco de todos los inmigrantes a bordo en el puerto de la isla de Lampedusa, que se produjo ayer alrededor de las 23.50 de la noche.
La decisión fue adoptada al final de una reunión que tuvo lugar en el puerto de Lampedusa entre el fiscal Patronagio con las autoridades civiles y militares, tras la inspección del barco realizada por el magistrado acompañado con un equipo de médicos.
La iniciativa del Gobierno de España se considera ahora en Italia inútil, porque los inmigrantes una vez que estén en el centro de acogida en Lampedusa, pueden ser transferidos a otros países, según el compromiso que habían adquirido 6 países para repartirlos: España, Alemania, Francia, Rumania, Luxemburgo y Portugal.
Tras conocer la noticia de la decisión de la Fiscalía, desde el Open Arms se celebró la decisión. Su fundador, Óscar Camps, daba por hecho que ayer se iba a producir el desembarco y que la incautación «temporal» del buque era un costo que asumía para lograr su objetivo de desembarcar a las personas a bordo en suelo italiano. El secuestro del barco es preventivo.
Además de incautar el barco, la fiscalía había abierto hace días una investigación por el presunto delito de secuestro de personas, tras la denunciada presentadas por la ONG Open Arms al Tribunal administrativo regional del Lazio. Los magistrados de Agrigento han abierto otra investigación contra desconocidos por «omisión y rechazo del deber en el ejercicio del poder».
Obviamente, en el punto de mira de esta investigación está el ministro del Interior, Matteo Salvini. El líder de la Liga ya estuvo a punto de ser procesado en un caso similar, cuando los magistrados lo acusaron de secuestro de personas agravado por no permitir el desembarco de 137 inmigrantes, entre ellas varios menores, en el caso de la nave Diciotti.
Salvini eludió el proceso porque lo salvó el Senado, que votó a su favor en marzo 2019 para que se beneficiara de inmunidad parlamentaria. Sería ahora muy difícil que ese voto de apoyo a Matteo Salvini se repitiera. Podría ser procesado. A este respecto, el ministro Salvini, hablando en directo en Facebook, comentó: «Si alguien piensa en meterme miedo por la enésima denuncia y petición de proceso, se equivoca. Sería una burla que mientras hemos convencido a España para mandar una nave a recoger los inmigrantes, alguno en Italia está trabajando para hacerlos desembarcar ahora mismo y procesar al ministro del Interior». Como se ve la argumentación de Salvini encuentra sustento en las decisiones de Pedro Sánchez.
El Gobierno no volvió a transmitir ningún mensaje tras la decisión de la Fiscalía, que de facto anulaba la operación de rescate anunciada por la mañana. Un anuncio que, en cualquier caso, supone establecer un precedente para futuros casos. Algo que no es una cuestión menor ya que lo que esta crisis ha revelado es que no existe un mecanismo de respuesta en Europa para solucionar este tipo de crisis.
Decisión sobre el Open Arms
El objetivo del Gobierno español era transferir a los inmigrantes al navío militar español para llevarlos al puerto de Palma. Además, según anunció el Gobierno en un comunicado, la función del «Audaz» sería proceder al «acompañamiento» de la embarcación de la ONG Proactiva Open Arms.
Este asunto resultaba crucial para el futuro del buque de la organización que dirige Óscar Camps, ya que esta crisis ha servido para que el Gobierno insista en que este tipo de rescates tienen que correr a cuenta de los Estados y que este buque tenía licencia para «llevar víveres y ayuda humanitaria» pero que esa habilitación, que otorga el Ministerio de Fomento, no es «para rescatar personas, porque la situación que se puede crear es ésta», criticaba el lunes la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo.
El Gobierno intentó cortar ayer de raíz este asunto para cumplir el deseo del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para «resolver esta misma semana esta emergencia humanitaria». La política migratoria comenzó siendo uno de los puntos fuertes con los que Sánchez arrancó su mandato hace poco más de un año, pero ahora se ha convertido en un tema incómodo en el que el Gobierno intenta abanderar en Europa. Pero por el camino se ha granjeado las críticas de sus potenciales aliados, que han criticado lo que, según ellos, ha constituido una falta de celo. El choque frontal con la ONG puede resultar un elemento muy impopular de cara a los electores oscilantes entre los potenciales electores entre Unidas Podemos y el PSOE en un momento en el que las elecciones vuelven a estar en el horizonte.

Gran Canaria afronta la peor catástrofe ambiental de su historia

Gran Canaria afronta la peor catástrofe ambiental de su historia

19/08/2019 mgalindo 0

La voz de decenas de vecinos de Gran Canaria se unía ayer en el centro de emergencias del municipio de San Mateo donde habían pasado la noche a la de los ecologistas. Hacen falta más medios de «limpieza» del monte en el archipiélago volcánico, asolado cada verano por grandes incendios forestales. Es el grito de impotencia que lanzaron tras verse evacuados dos veces de sus casas en los últimos ocho días, con llamas de hasta 50 metros de altura que amenazan todas sus pertenencias. Y vidas.

Federico Grillo, jefe técnico de Emergencias del Cabildo de Gran Canaria, respondía contundente: «Si se invirtiese todo el presupuesto de la institución insular en limpiar la isla, solo se alcanzaría el 30% del territorio». Una parte importante no se podría despejar por pura inaccesibilidad. Serían necesarias, calculó Grillo, 25.000 nuevas contrataciones de personal, dotadas con un ejército de vehículos, 7.000 Land Rover, 15.000 motosierras y 300 ingenieros. «Una barbaridad», zanjó. Grillo declaró ayer «fuera de capacidad de extinción» el incendio más voraz de este verano, que comenzó el pasado sábado al norte de la isla, en la localidad de Valleseco.
El avance de este fuego ha sido imparable en las últimas 48 horas. Y los próximos dos días son cruciales. Ya ha devorado 10.000 hectáreas, dictan los datos aportados a última hora de este lunes por el Cabildo de Gran Canaria. Por el momento, las llamas afectan a un perímetro de 75 kilómetros y han arrasado por el flanco derecho cientos de hectáreas del Parque Natural de Tamadaba, un espacio declarado Reserva de la Biosfera. Este espacio de valor ecológico singular contiene 150 especies endémicas y un pinar que tardará 20 años en recomponerse, según el catedrático de Biología Vegetal en la Universidad tinerfeña de La Laguna, Wilfredo Wildpret de la Torre. Por su parte, Juli Caujapé, director del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo asociado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), catalogó como una «catástrofe ambiental sin precedentes» la pérdida de sesenta especies vegetales terrestres que son exclusivas de Gran Canaria, como la magarza plateada de Artenara o la col de risco de Tamadaba. Caujapé confió en «esperar a que el banco de semillas que hay en el suelo, que es activo, se regenere de forma natural».
Más pesimista es Buenaventura Machado, jefe del Servicio Forestal del Cabildo de Tenerife, para quien la dimensión de la catástrofe la da el hecho de que «hay sitios a los que aún no se ha podido acceder». «El perímetro es muy extenso y se va trabajando para ir acorralando las llamas», afirmó. «Es una extensión como de 6.000 campos de fútbol y hay que valorar los daños, pero no hay incidencias personales y es lo que hay que evitar a toda costa».
En estos momentos preocupa especialmente que el fuego llegue a otra área protegida, el Parque de Inagua, que está próximo y que de momento no se ha visto afectado por las llamas.
Durante la madrugada del lunes, se pudo dominar el flanco izquierdo del incendio, en la zona de cola, que se extendía desde los municipios de Lanzarote hasta Tejeda, al mismo tiempo que se descontrolaba a gran velocidad el flanco derecho, el que camina hacia el noroeste de la isla. Este foco, situado en la cabeza del incendio, fue el que recabó más medios del puesto de mando, adonde acudió ayer el ministro de Agricultura, Luis Planas. Fue la única representación del Gobierno en esta tragedia a la que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dedicado un tuit, el pasado domingo, en el que afirmó seguir «consternado» la evolución de este nuevo incendio en Canarias.
Medios técnicos y humanos
Tras compartir impresiones con técnicos y expertos y recorrer parte del terreno quemado, Planas, que ofreció una rueda de prensa junto al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, explicitó que se ha desplegado en la isla una de las mayores movilizaciones antiincendios en España y el mayor dispositivo técnico y humano en la historia de Canarias. Casi un millar de personas, cuatro hidroaviones del Estado, del 43 Grupo del Ejército del Aire, siguen combatiendo las llamas sin descanso y a ellos se unirá, anunció el ministro, un avión de coordinación especializado y un dron nocturno para el seguimiento del incendio.
Además, otros doce helicópteros participan desde el sábado en las tareas de coordinación aérea y extinción. Cargan sus 6.000 litros de agua en la bahía portuaria de Las Palmas de Gran Canaria, en cuyo litoral se congregan estos días numerosas personas atraídas por las maniobras de las naves militares.
Al margen de la anécdota, la virulencia del fuego no da tregua. A última hora de ayer, se reactivó en el barranco de Tejeda. Los últimos evacuados fueron los vecinos de Ayacata. El viento sigue siendo el peor enemigo en la isla. Y es que a la falta de prevención y las condiciones orográficas que han propiciado la rápida combustión del monte, expertos como el ingeniero técnico forestal, Javier Blanco, agregan el cóctel meteorológico (temperaturas de 30-35 grados, baja humedad y fuertes rachas de vientos alíseos) que ha acabado por ser el detonante del desastre. «Ahora mismo estornudas y el monte prende», afirmó Blanco a Efe. Estas condiciones mejorarán en las próximas horas. Hoy se espera que bajen 5ºC las temperaturas y mañana las zonas afectadas por el incendio se enfriarán 10º respecto a los altísimos registros del pasado fin de semana.

Al menos 8.000 antisistema se citan en Irún y Biarritz por la cumbre del G-7

Al menos 8.000 antisistema se citan en Irún y Biarritz por la cumbre del G-7

18/08/2019 mgalindo 0

La localidad francesa de Biarritz acogerá entre el 24 y el 26 de agosto la 45 cumbre del G-7, a la que asistirán los principales líderes mundiales, salvo los de China y Rusia, y a la que también acudirá como invitado el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. La cita supone un reto de seguridad de enormes proporciones, en especial para Francia, que ha pedido ayuda a España para poder afrontarlo, pero también para nuestro país, toda vez que la conocida como «contracumbre» ha sido convocada en Irún, apenas a 20 kilómetros del lugar donde se reunirán los mandatarios internacionales.
Las Fuerzas de Seguridad de nuestro país afectadas –Policía, Guardia Civil y Ertzaintza– se van a volcar en la colaboración con sus colegas galos, pero además tienen ante sí otro desafío de importantes proporciones. Tradicionalmente tanto la ciudad que acoge el encuentro como la que recibe a esos grupos radicales son escenario de fuertes enfrentamientos, que en este caso podrían producirse a ambos lados de la frontera.

Según fuentes de la máxima solvencia consultadas por ABC, se espera que al menos 8.000 antisistema –otras fuentes hablan de hasta 10.000 individuos– se concentren en Irún, Hendaya y en los alrededores de Biarritz, toda vez que esta ciudad francesa estará esos días completamente blindada. Entre esa gente que llegará a España está anunciada la presencia de grupos radicales de toda Europa, con especial presencia de anarquistas procedentes de países como Italia, Alemania, Grecia e incluso Rusia. Con ellos se juntarán los grupos autóctonos españoles, en este caso representados de forma mayoritaria por los independentistas vascos y también catalanes, que ven en esa «contracumbre» una ocasión perfecta para hacerse notar internacionalmente.

En este sentido, las fuentes consultadas señalan que las redes sociales ya están dando una idea de la magnitud de la movilización, aunque obviamente los convocantes no exhiben todas sus cartas para complicar el trabajo de las Fuerzas de Seguridad. En el caso de España, en Cataluña los CDR están haciendo sus primeros movimientos invitando a su gente a acudir a Irún, aunque será en los próximas horas cuando se pueda hacer una valoración más exacta de cuál puede ser su grado de movilización. Para los independentistas catalanes resulta muy atractivo poder lanzar sus mensajes en el marco de una cita de la repercusión del G-7, sobre todo cuando se está a las puertas de dos movilizaciones tan importantes para ellos como son las de la Diada del 11 de septiembre y las previstas para el momento en que se conozca la sentencia del «procés» del Tribunal Supremo.
Herederos de Jarrai
Los independentistas radicales vascos, sobre todo los sectores más jóvenes herederos de Jarrai, sí están ya mucho más activos y desde hace semanas hacen una labor de concienciación entre su gente para hacerles ver que la «contracumbre» de Irún es una oportunidad única de hacer llegar sus mensajes a la opinión pública internacional.

Las protestas de la «contracumbre» arrancarán hoy, lunes, con la llegada de los primeros activistas a la zona de acampada. El miércoles, a las 9.30, será cuando tenga lugar la inauguración en el recinto ferial de Ficoba, en Irún. Ya para el día siguiente, jueves, se ha convocado una manifestación que los organizadores esperan que congregue a unas 10.000 personas, y que recorrerá Hendaya acabando, de nuevo, en el recinto ferial. Para el viernes la intención de la plataforma «G7-Ez» es acercarse más al perímetro de seguridad de la cumbre en Biarritz con concentraciones en siete puntos. Ahí comenzarán los momentos más delicados, porque las Fuerzas de Seguridad francesas no se lo van a consentir y probablemente las españolas tampoco les dejarán pasar la frontera, por lo que muy probablemente habrá enfrentamientos.
Desde las plataformas «G7-Ez» promovida entre otros por Bildu, Podemos Euskadi y Sortu, y los sindicatos LAB y ESK, y «Alternatives G-7», que son los convocantes de esas movilizaciones, se subraya el carácter pacífico y no violento de todas las actividades previstas. Sin embargo, las fuentes consultadas por ABC destacan que todas y cada una de las «contracumbres» celebradas hasta la fecha han acabado con graves incidentes, y no hay razón para pensar que esta vez no va a ser así.

«Eso no quiere decir que todos los participantes sean violentos; ni muchísimo menos, ya que también hay colectivos que luchan contra el cambio climático y otros que simplemente se dedican a hacer sus talleres sin causar problemas. Pero mezclados hay también auténticos especialistas en la movilización violenta de las masas, capaces de manejar a la gente para que protagonicen actos de violencia y que sin duda van a tener su protagonismo».

Francia necesita a España para poder sacar adelante con garantías una operación de seguridad de estas características. El presidente Macron así se lo hizo saber hace meses a Sánchez, y los ministros del Interior de los dos países mantienen contactos frecuentes para coordinar el dispositivo. La cercanía de la frontera al lugar de la cumbre hace que se tenga que desplegar también allí un dispositivo especial, en unas fechas además en las que el retorno de inmigrantes a sus países tras el verano habrá comenzado ya.
El colapso en las carreteras se da por descontado y de hecho la Dirección General de Tráfico, el Gobierno autónomo vasco y también el francés han lanzado ya mensajes a los automovilistas para que en la medida de lo posible eviten esos puntos en los días críticos.
Cierre de frontera
La idea es que España impida a los radicales cruzar la frontera los días en que se celebre la cumbre, lo que deberá compaginar con la gestión del tráfico rodado. Todos estos elementos pueden provocar gigantescas retenciones en las que miles de ciudadanos queden atrapados. El último recurso, que no se descarta, será el cierre de la frontera, con todo lo que eso supone.
Para dar una idea del despliegue basta señalar que esos días la Ertzaintza, que tiene la competencia de seguridad ciudadana y de tráfico en el País Vasco, ha movilizado a 4.000 agentes, lo que supone prácticamente la mitad de la plantilla. Los servicios de Información de la Policía y la Guardia Civil, así como los agentes desplegados en fronteras, puertos y aeropuertos también están volcados ya con esta misión. En total, hay movilizados un millar de funcionarios –también de las unidades de intervención de ambos Cuerpos estatales– y el número puede aumentar según se hagan nuevos análisis de la situación.
El presidente Macron está también muy preocupado por la ola de protestas que habrá en su país, después de la crisis de este año de los chalecos amarillos, que aún no está solucionada del todo. El movimiento de protesta puede aprovechar también esos días para su reaparición, sabiendo además que otros colectivos también estarán en la calle protestando. De hecho, se vigila muy de cerca sus movimientos por si se estuviesen preparando acciones coordinadas entre todos esos grupos radicales.

Isabel Díaz Ayuso: «España está en peligro de recesión y Madrid debe dar la respuesta»

Isabel Díaz Ayuso: «España está en peligro de recesión y Madrid debe dar la respuesta»

17/08/2019 mgalindo 0

Isabel Díaz Ayuso (Madrid, 1978) transmite tranquilidad. Dice que muchas veces se siente sola en plena vorágine, como esos peces de ciudad que canta Ana Belén («la canción que he escuchado cada día durante la campaña») y que entre Rajoy y Aznar se queda con Casado. Hace siete meses era una desconocida total. El lunes prometerá su cargo como presidenta de la Comunidad de Madrid. Esta periodista metida a política es la que le ha salvado los muebles al jefe de su partido, conservando la autonomía con mayor presupuesto: 22.000 millones. Quiere que su legado sea el de un Madrid más abierto y moderno, «de emprendedores, en el que la gente mayor esté más acompañada y sea el motor de España en todos los sentidos».

Empecemos con una confesión. Cuando Pablo Casado la designó candidata el 11 de enero, ¿pensó entonces que llegaría a ser presidenta de la Comunidad de Madrid?

Realmente, sí. Pero desde ese momento sentí una fuerte presión, porque fui consciente de que iba a serlo con unas dificultades mucho más adversas que mis predecesoras.

¿Qué dificultades?

Era consciente de que electoralmente, en ese momento, había encuestas que nos daban 22 escaños. Sabía que podíamos remontar, que iba a tener mucho trabajo por delante, que lo podía conseguir, pero en unas circunstancias distintas: de pleno debate, pacto, entendimiento y con menor libertad para hacer política.

En su discurso de investidura, la palabra libertad fue de las más repetidas. ¿Está volviendo el PP a una senda liberal, quizá perdida en los últimos cuatro años?

La libertad es el signo de identidad del PP siempre, pero es cierto que hay batallas ideológicas que es importante que demos. La libertad es lo más importante que tiene el hombre, casi tanto como la vida (porque si no la vives en libertad no es vida). Se lucha y se pelea cada día, no está garantizada. En aquellas zonas donde no se lucha a diario, se va perdiendo. Y en el momento en que aceptas según qué postulados de otras ideologías, utilizas su lenguaje para que no te acusen de nada y pliegas para no tener incendios y debates constantes, ya estás perdiendo libertad. Y esos enemigos van ganando.

¿En qué aspectos, en el pasado, ocurrió eso?

Hemos intentado contentar a gente que no lo iba a hacer. Gente de la izquierda, con la que hay que llevarse bien, pero nunca aceptar su lenguaje y postulados, porque tienen un afán en imponer. Creo que ahora ha llegado el momento de marcar esas distancias, pero buscar, eso sí, el entendimiento. Hay que gobernar para todo el mundo, pero sin olvidar que hay que hacerlo bajo el criterio de quien te ha votado.

¿En qué aspectos se va a notar ese regreso al liberalismo del PP?

Para empezar, en los propios discursos. Porque la libertad se pierde en todos los órdenes de la vida, hasta en el lenguaje, en debates sociales. Hay una parte de la población que está arrinconada por otra que le impone hasta cómo tiene que abordar los problemas. Y que pone en la agenda problemas que no son, para dividirnos y enfrentarnos. Voy a defender con uñas y dientes esa libertad, que es lo que quiero para los demás. Para que los ciudadanos sean exigentes y le pidan a su Administración elegir el colegio y la educación que quieren para sus hijos; que no les pongan más trabas al entendimiento y creación de empleo, que ya bastantes dificultades tienen los autónomos y los empresarios; que no te digan a qué hospital tienes que acudir. No puedes dejar cerrados por vacaciones los centros de salud y hospitales.

Pronto se va a reunir con Almeida para abordar temas como la contaminación y la operación Chamartín.

Sí, lo antes posible. De manera histórica, los madrileños van a tener a la Comunidad y al Ayuntamiento trabajando en plena sintonía y juntos vamos a eliminar impuestos y eliminar trabas a la contratación. Esas políticas de movilidad van a redundar en una mejora de la calidad del aire. La contaminación no entiende de ayuntamientos. La idea es hacer planes conjuntos para todos los ciudadanos de Madrid. Por ejemplo: cooperar juntos cuando haya episodios de contaminación e informar a los ciudadanos en tiempo y forma sobre alternativas de transporte, de su refuerzo… Porque es muy fácil prohibir, como hace la izquierda. Y hay que dar soluciones en vez de prohibir nada.

Además de la bajada de impuestos, ¿va a haber también recortes en gasto público?

Es cierto que la Comunidad es muy austera y se han reducido muchísimos entes. La idea es hacer una auditoría profunda de las subvenciones y, para fomentar el empleo, no solo rebajar impuestos, sino incentivos fiscales para la contratación, para las autónomas que se reincorporan de la baja por maternidad y empresarios que contratan de manera indefinida.

El señor Ignacio Aguado parece que está marcando un territorio propio. ¿Teme que se produzca una bicefalia entre PP y Cs en el Gobierno?

Yo tengo que unir a todos mis consejeros, aplicar políticas transversales en todas mis consejerías. Si quiero atajar el problema de la natalidad, debo contar con la Consejería de Economía, Educación y Transportes. Intentaré que todas las reuniones sean en confianza, en cooperación, y pondré todos mis esfuerzos en que confluyamos en el mismo proyecto.

¿Ángel Garrido es un tránsfuga?

Es cierto que ha pasado de un Gobierno a otro en poco tiempo y eso ha creado una situación anómala. Pero hay que solucionar los problemas que tiene el transporte. Y si Cs cree que la persona que lo puede hacer es alguien que viene del PP, eso es porque algo habremos hecho bien.

¿Es partidaria de suprimir los aforamientos?

Es un debate complicado porque todos los debates en torno a los políticos están destinados a sembrar las sospechas. Los aforamientos protegen a los políticos en unas circunstancias concretas que no les dan unos privilegios extraordinarios, porque al final se trata de quién les juzga. Son garantías para que los políticos no estén continuamente sumidos en procesos judiciales. Hemos visto muchos casos de personas imputadas por delitos gravísimos y han quedado en nada. Pero es cierto que la sociedad lo demanda, y si los demás partidos lo piden, propondré que se eliminen. Si sigue siendo una necesidad y un imperativo necesario.

¿Será Madrid un dique de contención contra las políticas de Sánchez?

La Comunidad de Madrid no será nada contra nadie, porque no entiendo la política como confrontación; intentaremos romper barreras para colaborar y hacer España con otras Comunidades. Pero sí vamos a contraponer las políticas de Sánchez con las nuestra. España está en un peligro de recesión que empieza a notarse. Madrid tiene que ser la que dé respuestas.

¿No teme que el Gobierno central castigue a Madrid?

Puede ocurrir, porque han lanzado ya críticas contra mis propuestas de rebajas fiscales, pero Madrid sabrá estar a la altura. Somos antes que madrileños españoles.

Lo digo porque algunas de sus propuestas, como los nuevos carriles Bus-VAO o la variante de la A-1, dependen de la cooperación de Fomento.

Vamos a solicitar al Gobierno de España que cumpla los compromisos adquiridos con Madrid.

¿Cómo va a afrontar desde Madrid el reto del independentismo y los nacionalismos?

El madrileño primero es español y luego madrileño, porque nunca hicimos regionalismo. Madrid tiene que tener un papel más que nunca de denuncia de estas cuestiones. Y cuando ocurran agravios en Cataluña, en Navarra o en Baleares, se diga y se diga a tiempo. Ahora que hemos llegado tan lejos en Navarra, vemos que los sindicatos médicos denunciaban que para acceder a sus plazas tenían que saber euskera, cuando la inmensa mayoría de los ciudadanos no lo hablan. Así, la izquierda abertzale es la que entra en las instituciones. Madrid no debe mirar a otro lado. Hay que romper barreras. Defiendo el Estado autonómico si es leal; si sirve para lo contrario, no lo podría defender. Y quiero que volviera la convivencia en Cataluña, pero que ningún catalán se vaya de España. La oportunidad en Cataluña volverá por los jóvenes, las nuevas generaciones son menos dogmáticas y deben sentir un orgullo por la gran Nación que somos. Y por eso quiero que Madrid sea la gran región mundial hispanoamericana.

Sobre deportar a los menas como pedía Vox, ¿nada entonces?

Yo no tengo la responsabilidad de deportar a nadie. Sí de proteger por la ley de infancia y por humanidad a los menores que se encuentran en Madrid. Entiendo la inmigración como integración; en mi mano está cuidarles y darles todas las herramientas para que se integren el tiempo que estén con nosotros. No depende de mí ni que vengan ni que se vayan. Sí que le pido al Gobierno de España más cooperación, porque de los millones que tenía destinados para los menores no acompañados, a Madrid solo le ha destinado 1.500 euros.

¿Los temas LGTBI e inmigración son un problema en Madrid, como dice Vox?

Nunca lo han sido. Pero es cierto que hay casos de padres que están preocupados porque no quieren que a sus hijos les den una serie de información de cuestiones morales sin consentimiento previo. Los padres deben conocer antes de comenzar el curso qué contenidos extracurriculares y qué talleres van a recibir sus hijos para que ellos decidan si les quieren cambiar de centro o qué talleres quieren que se les dé. Lo que respeto es la autonomía del profesor y la libertad de cátedra y las familias no pueden estar continuamente diciéndole cómo tienen que hacer las cosas. La mayoría de la inmigración en Madrid se ha integrado sin problema. Apostamos por una inmigración legal, ordenada, vinculada al trabajo y que respete unos derechos fundamentales.

La violencia contra la mujer: ¿es violencia machista y de género?

La violencia contra la mujer puede provenir de otra mujer. Lo que hay que hacer es que toda violencia contra la mujer que se pueda evitar, se aplique. Hay que atajarlo. Lo que no comparto es esa mujer que nace víctima por el hecho de serlo ni que el hombre es violento por el hecho de serlo. Quiero combatir la violencia se llame como se llame y le pongan el apellido que le pongan.

¿Se considera feminista?

Me considero una mujer que cree que no hay dos mujeres iguales, que no se puede hablar por todas ellas y que quiere acabar con las desigualdades. Feminista, en su definición pura, por supuesto. Pero no en el concepto del que se ha adueñado la izquierda, que nos dice a qué manifestaciones tenemos que ir, cómo tenemos que hablar o a quién le debemos los éxitos.

¿Ha sufrido el machismo en su propio partido?

Lo he sufrido más por parte de Podemos y de Más Madrid.

¿Cuáles son las propuestas de Vox que se compromete a cumplir?

Revisaremos las subvenciones, atenderemos el problema de los menores no acompañados y protegeremos la libertad educativa (pública, privada o concertada).

¿Es Vox un partido ultra?

Vox tiene algunos afiliados y ha lanzado algunas propuestas que son ultras, pero en su conjunto no lo es, en absoluto.

¿Qué va a hacer para atraer a las empresas por el Brexit?

Primero, trasladarle a la comunidad internacional que hay una región en España que se llama Madrid, donde hay una gran calidad de vida, grandes cotas de libertad, baja fiscalidad, grandes servicios públicos, buena educación y sanidad, y facilitar su internacionalización. Y apostar por el talento, sobre todo tecnológico y científico, para que los jóvenes madrileños y españoles se queden aquí y eso sea el polo de atracción de otros jóvenes. Aprovechando que debemos ser la capital mundial del español, y quiero que el mundo de la cultura venga también orgulloso a Madrid, porque es su primera embajada.

¿Niño o niña? Un gel permitirá elegir el sexo del bebé sin intervención médica

¿Niño o niña? Un gel permitirá elegir el sexo del bebé sin intervención médica

14/08/2019 mgalindo 0

Enrique VIII repudió a Catalina de Aragón por no concederle los hijos varones que tanto deseaba para sucederle en el trono. Era otra época, cuando la ciencia aún no había demostrado que solo los espermatozoides del hombre poseen la capacidad para determinar el sexo de sus hijos, mientras el óvulo se limita a fecundar al mejor de todos ellos. Ese conocimiento de la concepción humana ha favorecido, entre otras muchas cosas, el desarrollo de tratamientos de reproducción asistida que permiten desde hace años elegir el sexo del bebé antes de ser concebidos, pero solo bajo control médico y en los países donde la legislación lo permite.
Ahora un nuevo hallazgo científico abre la puerta al desarrollo de un tratamiento que permita elegir a capricho el sexo del bebé, desde la intimidad del hogar y sin ninguna barrera.
Masayuki Shimada de la Universidad de Hiroshima, en Japón, es el autor de este polémico método que permite separar con un compuesto químico los espermatozoides que podrían dar lugar a una niña, de los que llevarían al nacimiento de un varón. Este tratamiento ralentiza la velocidad de los espermatozoides que transportan el cromosoma «X» (niñas) y, por ejemplo, dar ventaja a los portadores de «Y» para alcanzar el óvulo y favorecer el nacimiento de niños.
Cuando los investigadores utilizaron esta técnica con esperma de ratón, descubrieron que los «nadadores» más rápidos llevaron al nacimiento del 90 por ciento de cachorros machos. Al utilizar los «lentos», las crías fueron en un 81% hembras, detallan en la revista PLOS Biology.
De momento, el hallazgo solo se ha probado en ratones, ovejas y cerdos. No se ha intentado con esperma humano, pero los científicos japoneses creen que también podría funcionar en nuestra especie como sucede con otros mamíferos.
Impacto social
A diferencia de los métodos que utilizan las clínicas de reproducción asistida, el sistema japonés es tan extremadamente sencillo
que podría conducir a la comercialización de geles o espumas vaginales de uso doméstico. Entonces, en lugar de utilizar el compuesto químico para seleccionar a los espermatozoides más rápidos o más lentos antes de la inseminación, bastaría con fabricar un gel o una espuma con este compuesto. Se aplicaría
dentro de la vagina antes de tener relaciones sexuales para aumentar las posibilidades de concebir a un niño. Por eso, la técnica japonesa abre un intenso debate sobre el impacto social de su utilización.
La Naturaleza, por sí sola, favorece un perfecto equilibrio de sexos. En la mayoría de los mamíferos, nacen casi tantas hembras como machos porque la mitad del esperma del eyaculado contiene el cromosoma Y o el cromosoma X. Una utilización a gran escala podría quebrar este equilibrio. En China y en la India ya se ha comprobado con el aborto selectivo de niñas cómo se puede alterar esta proporción armónica.
Ese tratamiento de aplicación vaginal aún está lejos de comercializarse. «Estamos aún a varios hitos científicos de distancia de conseguirlo», matiza Manuel Fernández, director médico del Instituto Valenciano de Fertilidad (IVI) de Sevilla. «Después de esta publicación, claramente será más fácil desarrollar un gel vaginal para este propósito y utilizarlo en el domicilio. Es posible, pero aún no es factible. Sí podríamos utilizar el avance japonés en una técnica de reproducción asistida», insiste el experto.
El trabajo de la Universidad de Hiroshima abre, por primera vez, la puerta a una tecnología más económica y accesible para influir en el sexo que despertará un interés comercial.
Prohibido en España
La selección de sexo es un debate complejo al que se quiere poner freno. Aunque son más complejas y caras, las actuales técnicas de reproducción asistida ya lo permiten. En España, Reino Unido, Australia y Canadá no es legal, salvo cuando existe un interés médico. Sí se permite en Estados Unidos y Bélgica, hacia donde peregrinan muchas parejas.
En nuestro país ha habido varios intentos para cambiar la legislación española y permitirlo. El último lo impulsó la Asociación Nacional de Clínicas de Reproducción Asistida hace seis años, sin éxito.
La ley de reproducción humana asistida, aprobada en 2006, prohíbe expresamente esta posibilidad y considera una infracción muy grave la selección del sexo con fines no terapéuticos. Es decir, solo se permite cuando se puede prevenir el padecimiento de una enfermedad ligada al sexo. Esto ocurre en el caso del daltonismo, la distrofia muscular o la hemofilia, una enfermedad que transmiten las mujeres y la padecen los hombres. Por ejemplo, en una familia con antecedentes de hemofilia o distrofia muscular se permitiría, siempre con autorización, un tratamiento para elegir el sexo y evitar el nacimiento de un niño con una enfermedad grave. Pero no por el simple deseo de los padres.
Otras opciones
La fórmula más fiable para elegir el sexo del futuro hijo es el diagnóstico genético preimplantacional, una técnica utilizada para buscar anomalías genéticas en el embrión que también permite saber si es niño o niña al estudiar el ADN. La desventaja de esta vía es que es costosa e invasiva -hay que hacer una biopsia al embrión- y obliga a la pareja a pasar por un tratamiento de fecundación «in vitro». Sin embargo, sería muy útil en las parejas con problemas de fertilidad que ya están obligadas a pasar por este proceso.
Para el resto existe otra opción más sencilla, aunque con peores resultados. Se trata de la separación de espermatozoides. Esta vía es la más parecida al nuevo sistema nipón: permite separar los espermatozoides con carga genética masculina de los femeninos. Se consigue con un tinte químico inocuo y fluorescente. Los científicos colorean el semen y lo exponen a una luz ultravioleta. La técnica se basa en el hecho de que la única diferencia entre un esperma que es más probable que engendre un niño (con mayoría de cromosomas Y, masculinos) y otro que lleva más cromosomas X (femeninos) es que el primero tiene menos porcentaje de material genético. Así, cuanto más brillante es el destello, más ADN contiene el semen del padre, con lo que es más fácil separar las muestras de cada sexo.
Después de esa selección, se puede inseminar a la mujer con los espermatozoides elegidos, sin necesidad de someterla a tratamientos más complejos de fertilidad.

Lo que hay que saber sobre la selección de sexo

¿La selección de sexo está totalmente prohibida en España?

No. Solo está permitida cuando se trata de prevenir enfermedades ligadas al sexo. Esto ocurre en el caso del daltonismo, la distrofia muscular o la hemofilia, una enfermedad que transmiten las mujeres y la padecen los hombres. Por capricho, no se permite. .

¿Existe consenso médico para ampliar los supuestos legales?

La mayoría de expertos en reproducción asistida apoyarían que se autorizara por «balance familiar», es decir, para familias que ya tienen, por ejemplo, tres hijos y desean una niña o, al revés. «Sigue siendo controvertido, pero genera menos rechazo que la legalización total por el deseo exclusivo de los progenitores. Yo también estaría cómodo con esta posibilidad, pero es una opinión personal», explica Manuel Fernández, director de IVI Valencia. Este experto en fertilidad advierte del riesgo de usar una tecnología sencilla y sin control. «Sería una aberración y podría provocar un grave desequilibrio», dice.

¿Cuál es la proporción de hombres y mujeres en el mundo?

Según los datos más recientes de Naciones Unidas, en el mundo hay actualmente un 50,5 % de hombres y un 49,5 % mujeres sobre una población mundial de 7.500 millones de personas. La Naturaleza mantiene un perfecto equilibrio que lleva al nacimiento de niños y niñas a la par. Quizá ligeramente inclinado hacia los varones que acaba equilibrándose en los primeros años de vida porque la mortalidad infantil en el sexo masculino es mayor.
¿Cómo se distinguen espermatozoides X de Y?

Peso, movilidad y expresión génica son los factores que se tienen en cuenta para la selección. Los espermatozoides que favorecen el nacimiento de niñas son más pesados y lentos en su camino hacia la fertilización del óvulo .

¿Tiene otra aplicación la selección de espermatozoides?

Las técnicas de selección tienen una gran demanda en ganadería. Conseguir más machos o hembras es clave para los productores de vacuno, ya sea para conseguir leche o carne. Algunos granjeros ya utilizan técnicas de citometría de flujo. La ciencia también podría evitar que se castre a los cerdos machos, una práctica necesaria para evitar el olor desagradable que desprende la carne de los cerdos macho.

Así interceptan los F-18 españoles a los aviones rusos en el Báltico: «En 15 minutos están en el aire»

Así interceptan los F-18 españoles a los aviones rusos en el Báltico: «En 15 minutos están en el aire»

13/08/2019 mgalindo 0

Un caza español F-18 y dos aviones de combate rusos Sukhoi Su-27 tuvieron ayer un tenso «roce» sobre el mar Báltico, según difundió el Ministerio de Defensa ruso en un vídeo distribuido por la agencia estatal Sputnik.
Los aviones F-18 españoles forman parte de la misión de Policía Aérea de la OTAN desplegados desde el 1 de mayo y hasta el 31 de agosto en Lituania. Su misión es proteger el espacio aéreo de Estonia, Letonia y Lituania, países de la Alianza Atlántica que carecen de aviación de combate y cuyo espacio aéreo es objeto de incursiones aéreas rusas.
Según la versión de Moscú, el caza español se aproximó hasta el avión de transporte ruso en el que se encontraba el ministro ruso de Defensa, Sergei Shoigu, sobrevolando la zona en espacio aéreo internacional, y por tanto neutral. El avión del ministro ruso procedía del enclave ruso de Kaliningrado, situado entre Polonia y Lituania.
Desde el Ministerio de Defensa español preferieron no comentar los hechos aunque dejaron constancia de su existencia: «Seguimos con atención toda la actividad de los aviones españoles que operan como vigilancia aérea en el Báltico bajo el control de OTAN. Tenemos todos los datos, pero al ser una maniobra de OTAN es ella quien debe informar de estos temas».
140 militares en Lituania
España despliega cinco aviones de combate F-18 «Hornet», del Ala 12 (Torrejón de Ardoz) y un contingente de 140 militares del Ejército del Aire en la base de Siauliau. En esta ciudad coinciden con la fuerza aérea húngara, que lidera la misión lituana con cinco cazas JAS-39 Gripen. Junto a España, la otra nación de apoyo es Reino Unido, que envió un contingente de cazas Eurofighter a Estonia también por cuatro meses.
El destacamento «Vilkas» -como se suele llamar a este destacamento español en Lituania- está formado en esta ocasión por 94 militares del Ala 12 de Torrejón de Ardoz. El resto proviene del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), la Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue (Umaad) Zaragoza, el Grupo Móvil de Control Aéreo (Grumoca), el Centro de Informática de Gestión (Ciges) y la Dirección de Asuntos Económicos (DAE).
Según informó el 18 de julio el Estado Mayor de la Defensa en su página web, los aviones de combate de la Alianza Atlántica destinados a esta misión salen al encuentro con frecuencia de aviones rusos: «Ilyushin 76, Antonov 12, Sukhoi 35… son algunas de las aeronaves de la Fuerza Aérea Rusa que normalmente sobrevuelan el espacio aéreo de OTAN sin las autorizaciones requeridas por la normativa internacional».
En menos de 15 minutos
«En menos de 15 minutos, y gracias a un procedimiento de puesta en marcha reducido a los mínimos pasos, el binomio de los F-18 del destacamento Vilkas se encuentra en el aire para proceder a la interceptación e identificación visual de la aeronave», explicaron en un comunicado.
Desde el Control and Reporting Centre (CRC) de la misión se produce la detección de aquellas aeronaves que sobrevuelan el espacio aéreo de los países bálticos con alguna irregularidad: no existe un plan de vuelo, no lleva activado el IFF (identificador amigo-enemigo) o no está en contacto radio con la agencia de control de tránsito aéreo.
España ha venido desplegando un destacamento de cazas en un país báltico, cuatro meses al año, desde 2015 con el objetivo de apoyar esta misión de la OTAN.

Torra, incapaz de coordinar la «reacción» a la sentencia del Tribunal Supremo

Torra, incapaz de coordinar la «reacción» a la sentencia del Tribunal Supremo

12/08/2019 mgalindo 0

La sucesión de citas electorales ha dejado profundas grietas en el movimiento independentista. También en el seno del gobierno de Quim Torra. En este contexto marcado por las hostilidades entre supuestos aliados trabaja el presidente catalán intentando articular la respuesta del secesionismo a la sentencia del juicio al «procés» que el Tribunal Supremo dictará en los próximos meses.
Por el momento los puntos de encuentro entre partidos y entidades son escasos más allá de la conciencia de que la calle deberá llevar la voz cantante cuando se conozcan las eventuales condenas a los organizadores del referéndum ilegal del 1-O. Estructurar esta «reacción» conjunta y hacer que cuadre con las dispares estrategias de los distintos partidos y entidades es la misión que el jefe del Ejecutivo autonómico lleva semanas desempeñando. A todo ello, hay que añadir la imprevisible respuesta de los autodenominados Comités de Defensa de la República, que ultiman su reactivación. Las entidades también exhiben sus contradicciones, con Òmnium Cultural defendiendo la distensión y el diálogo con el Estado mientras la Assemblea Nacional Catalana (ANC), alineada con Puigdemont, defiende la confrontación.
Por el momento, los frutos de las reuniones que el presidente autonómico está celebrando en el Palau de la Generalitat son un misterio. Unos y otros inciden en el papel de la ciudadanía, ello, a pesar de que las últimas manifestaciones convocadas por el soberanismo se han saldado con escaso éxito de movilización. Este hecho que genera incertidumbre en entidades como la ANC, organizadora de las mayores demostraciones de fuerza del secesionismo en las calles y que tiene todas sus esperanzas depositadas en la próxima «Diada» que tendrá lugar el 11 de septiembre en Barcelona.
Ayer la CUP trató de levantar los ánimos asegurando que las discusiones para diseñar una reacción conjunta a la sentencia del Alto Tribunal van en buen camino. Así, el líder de los anticapitalistas en el Parlament, Carles Riera, apostó por una movilización social basada en la «desobediencia civil no violenta». «En estos momentos la clave es intensificar y agudizar el conflicto y la confrontación con el Estado», resaltó Riera en declaraciones a la Agencia EFE. Por otra parte, el diputado antisistema pidió a las instituciones una respuesta también contundente, pero sin concretar en qué debería consistir. Mientras tanto, el circulo más cercano a Puigdemont se entretiene compartiendo imágenes de las movilizaciones en Hong Kong mientras expresan su admiración por la persistencia de los ciudadanos de la antigua colonia británica.
Fórmulas cambiantes
A lo largo de los últimos meses han sido varias las fórmulas barajadas para que el Govern encabece la réplica secesionista a la sentencia del Supremo contra Oriol Junqueras, los «Jordis» y los demás exconsejeros y dirigentes independentistas procesados. Inicialmente se consideró hacer caer el ejecutivo y convocar elecciones, opción que ha ido perdiendo fuerza en las últimas semanas. Incluso se ha llegado a discutir la celebración de otro referéndum unilateral así como otras fórmulas semejantes a las que, en 2017, acabaron con la intervención de la Generalitat en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Cien días sin Gobierno y más de un año de parálisis: Presupuestos y pactos de Estado, en el aire

Cien días sin Gobierno y más de un año de parálisis: Presupuestos y pactos de Estado, en el aire

11/08/2019 mgalindo 0

El bloqueo político no se reduce a los cien días sin Gobierno que se han cumplido esta semana. En realidad, la parálisis en España suma casi 500 días (436 días para ser exactos), el tiempo que ha pasado desde que Pedro Sánchez derrotó a Mariano Rajoy en la moción de censura. El líder socialista, aupado por la izquierda radical y los independentistas para echar a Rajoy de La Moncloa, no ha logrado desde entonces aprobar unos Presupuestos, las reformas se han frenado en seco, los pactos de Estado han decaído y la economía empieza a dar señales previas de agotamiento y alarma. La oposición denuncia que la imagen exterior se resiente, y las inversiones caen ante la falta de estabilidad y certidumbre.
Sánchez y su Gobierno en funciones están aprovechando este bloqueo, además, para eludir el control parlamentario. El PSOE, que en 2016 exigió al Ejecutivo de Rajoy que siguiera dando la cara en el Congreso a pesar de estar en funciones, ahora protege a su líder para que no acuda a debatir con los diputados. El Tribunal Constitucional avaló que un Gobierno en funciones puede ser controlado por el Parlamento, pero Sánchez no está por la labor. A primeros de este mes, la Diputación Permanente rechazó su comparecencia, así como la de los ministros en funciones Borrell y Grande-Marlaska. De las sesiones de control ya ni se habla desde hace meses, y menos en agosto.
La iniciativa legislativa del Congreso tiene el freno de mano echado, en un mes inhábil y a la espera de que se constituya un Gobierno con plenas capacidades. De hecho, las comisiones parlamentarias, la mayoría ya constituidas, están paralizadas. Otras, como la del Pacto de Toledo, ni siquiera están formadas. Esta Comisión buscó un pacto de Estado la pasada legislatura para garantizar el futuro de las pensiones, pero tras la moción de censura los trabajos naufragaron y en febrero, después de dos años de debate, no consiguió cerrar ningún acuerdo. Los populares han pedido su constitución urgente para empezar a trabajar el 1 de septiembre, algo que se presenta bastante complicado por falta de voluntad política y de acuerdo y con un país sin Gobierno.
La parálisis legislativa en la que cayó España tras la moción de censura afectó de forma directa a la ley más importante del año, la de los Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno de Rajoy dejó hechas unas cuentas públicas para 2018 que Sánchez asumió y aprobó pese a sus feroces críticas en la oposición. Esos Presupuestos se prorrogaron en 2019, con un Ejecutivo socialista incapaz de cerrar un acuerdo suficiente con sus socios. Y ahora, con el Gobierno en funciones, la tramitación de unas cuentas nuevas para 2020 parece misión imposible. Los plazos van ya muy ajustados para aprobar unos Presupuestos, en el caso de que haya finalmente investidura en septiembre. Pero además nada garantiza que vaya a haber un acuerdo para aprobarlos. Por primera vez podría producirse una segunda prórroga, con riesgos evidentes ante una previsible situación económica en 2020 que no es la misma que la de 2018.
«Esto no había pasando nunca. Es algo insólito. Si nos quedamos de nuevo sin Presupuestos, estarían todas las partidas sin actualizar, habría programas que caducarían, porque muchos son para dos años. No se prorrogarían la subida de pensiones, los salarios, no habría equiparación salarial. Y no se generaría la confianza que necesitan todos los sectores productivos», denuncia Jaime de Olano, vicesecretario del PP.
La falta de Presupuestos afecta de forma directa a las Comunidades Autónomas, cuyas cuentas dependen de los límites que se marquen y se aprueben. Es una parálisis que afecta en cascada al resto de las administraciones. La oposición denuncia que el Gobierno tiene retenidos 7.000 millones de euros a las Comunidades, que hasta ahora no ha querido transferir. El bloqueo supone un tapón adicional para el gasto autonómico, en su mayor parte social, que frena los programas regionales.
El bloqueo y la parálisis legislativa han dejado a España sin reformas, justo cuando la economía se ralentiza y da síntomas de cansancio, con un crecimiento del 0,5 por ciento en el segundo trimestre del año.
Anuncio del diésel
«Desde la moción de censura no ha habido política económica en España, más allá de algunos anuncios que han ido en contra de ciertos sectores, como ocurrió con el automovilístico. El anuncio del Gobierno sobre el diésel fue seguido de seis meses seguidos de caídas en las ventas de automóviles», subraya Jaime de Olano.
Precisamente, Sánchez utiliza esta parálisis como argumento para presionar al resto de los grupos ante una nueva investidura. Según ha advertido, con un Gobierno en funciones «no es legalmente posible plantear ninguna fórmula de compensación» a las comunidades. De ahí a responsabilizar a todos los demás del bloqueo por no apoyarle en su investidura solo hay medio paso.

Teodoro García Egea: «El PP está hoy fuera de peligro ante un «sorpasso» de Ciudadanos»

Teodoro García Egea: «El PP está hoy fuera de peligro ante un «sorpasso» de Ciudadanos»

04/08/2019 mgalindo 0

En su partido le llaman «negotiator». El número dos del PP ha salido airoso de unas negociaciones con Ciudadanos y Vox en las que Pablo Casado se jugaba buena parte de su proyecto, tras el mal resultado electoral. Con los acuerdos de Andalucía, Madrid, Castilla y León y Murcia, más los de algunas de las grandes capitales de España, el optimismo ha regresado a Génova, donde el nuevo equipo nombrado por el presidente nacional se prepara para plantar cara a Sánchez y a sus aliados. García Egea, amante de los deportes de riesgo, asume el reto, junto a Casado, de volver a situar al PP en La Moncloa en un tiempo récord.

—Haga una apuesta: ¿Habrá investidura de Pedro Sánchez o tendremos nuevas elecciones?

—Habrá investidura de Pedro Sánchez. Va a ser presidente con los mismos que le hicieron presidente en su momento. Lo único que ha hecho al no llegar un acuerdo en julio es rebajar el coste del acuerdo para él.

—¿El PP se plantea una vía de centro-derecha?

—Ante la insistencia de Pedro Sánchez, el PP ha puesto encima de la mesa esa opción, que suma más diputados que los que tiene Sánchez. Si quiere que gobiernen los constitucionalistas, la única opción es que él se abstenga y deje gobernar a aquellos que España sabe de verdad que no vamos a indultar a los presos, a quebrar el orden constitucional en Cataluña, a pactar con Bildu en Navarra ni a subir impuestos.

—Pero esa hipotética candidatura suena como un brindis al sol.

—Tenemos claro que Sánchez solo quiere rebajar el coste del acuerdo con Podemos. Y queremos que se visualice que igual de imposible o posible es que Sánchez pida la abstención a los constitucionalistas como que Casado gobierne con la suma de Ciudadanos.

—El «no es no» a Sánchez es muy clarito.

—Sí. Y si quiere un sí, que haga presidente a Casado.

—¿El acercamiento del PSOE a Bildu en Navarra puede pasarle factura o le saldrá gratis?

—Se verá. Yo no entraría en ningún sitio donde Bildu me abra la puerta, porque no me fío de lo que hay dentro. Navarra es el preludio de lo que veremos. Sánchez ya ha elegido a sus socios.

—En su partido a usted le llaman «negotiator». ¿Los pactos con Ciudadanos y Vox han difuminado el hundimiento electoral del PP?

—Es evidente que la fragmentación del centro-derecha no hizo que la noche electoral fuese algo de excesiva celebración. Pero es cierto que hace cuatro años el PP estaba solo, y cuatro años después hemos pactado con 12 formaciones políticas a nivel nacional, con más de 50 a nivel local y estamos llegando a acuerdos a un lado y otro. No solo hemos retenido o amortiguado esa caída electoral, como consecuencia del auge de otras formaciones políticas, sino que hemos conseguido pactar para mantener gobiernos de libertad en la mayor parte de España. El PP tocó suelo hace un año, y desde el 21 de julio del año pasado, cuando Pablo Casado fue elegido presidente, está en clara curva ascendente.

—¿Tener 66 diputados no es tocar suelo? ¿Cuántos habría obtenido una candidatura distinta a la de Casado?

—En algún momento antes del 28 de abril el PP estuvo muy por debajo de la cifra de 66 diputados y gracias a la reestructuración territorial, que hemos hecho de forma silenciosa pero continua, gracias a unas listas renovadas y gracias a un líder que se ha echado el partido a las espaldas, hoy podemos hablar de que tenemos gobiernos municipales en cuatro de las ocho grandes capitales y gobiernos autonómicos muy importantes.

—¿Hasta dónde habría caído el PP sin Casado, según sus cálculos?

—Había una curva descendente. Desde que Casado asume el liderazgo hay un repunte claro de cuatro puntos. Si la tendencia hubiese seguido como iba hasta entonces, hoy competidores directos como Ciudadanos estarían por encima del PP claramente, habría sorpasso. Y eso se evitó. El PP está hoy fuera de peligro.

—¿Qué mensaje se traslada a los españoles con los pactos del PP, Cs y Vox?

—Que el centro-derecha ha dado toda una lección a la izquierda y a Sánchez. El PP de Casado ha sabido poner de acuerdo a partidos distintos y ha sabido aglutinar.

—¿Con quién se ha sentido más cómodo negociando, con Cs o con Vox?

— Con Villegas (Ciudadanos) tengo una excelente relación, creo que nos diferencian muchas cuestiones, por eso estamos en partidos distintos, pero a la hora de poner sobre la mesa los intereses generales de Madrid y de España la verdad es que no ha sido difícil. En el caso de Vox, hemos tenido también buenas relaciones, algún altibajo, pero en los momentos difíciles se forjan las grandes amistades.

—¿Pero el PP está más cerca de Ciudadanos o de Vox?

—Personalmente no comparto muchas de las actitudes de Vox, y no comparto otras con Ciudadanos. No sabría decir si estoy más cerca de Ciudadanos o de Vox. Pero es verdad que Vox tiene que definirse en el Congreso con las iniciativas que presente, y Ciudadanos ahora mismo parece que también está haciendo oposición a Sánchez. Vamos a ver qué pasa esta legislatura.

—El presidente del PP situó a Vox en la extrema derecha. ¿Comparte esa definición?

—Bueno… Normalmente lo que dice Pablo Casado tiene mucho sentido. Por eso es nuestro presidente y por eso hoy es claramente la alternativa a Pedro Sánchez. Es cierto que algunos planteamientos que hace Vox serían homologables a países europeos que tienen formaciones de ese tipo, pero otros planteamientos no lo son, están dentro de la Constitución. A mí no me importa qué planteamientos haga cada partido, lo que me importa es que los acuerdos a los que lleguemos respeten los principios y valores del PP. Y todos los acuerdos a los que hemos llegado con Ciudadanos y Vox lo hacen. Luego en su casa que cada uno haga lo que quiera. Si Vox en sus mítines quiere decir lo que dice que sigan diciéndolo pero yo desde luego con Vox no voy a firmar el programa electoral de Vox, porque yo no soy Vox.

—¿Garantiza entonces que en ninguno de los acuerdos hay contenido de extrema derecha procedente de Vox?

—Sin ninguna duda. Los contenidos de los programas que estamos desarrollando con Ciudadanos y Vox son plenamente constitucionales y son de gobiernos de libertad, de centro-derecha y moderados.

—¿Y dónde sitúa a Ciudadanos?

—Tiene que situarse ahora. Ciudadanos al final nació con la suma de distintas sensibilidades, su propio líder se definió de una forma, luego de otra. Yo al final creo que Ciudadanos hoy se está nutriendo de exdirigentes de distintos partidos, con lo cual tiene que ser ellos los que se vayan definiendo.

—¿Cuando ve a Ángel Garrido o José Ramón Bauzá en la nueva ejecutiva de Ciudadanos, qué piensa?

—A mí Bauzá por teléfono me dijo que se iría a la farmacia cuando se fuera del PP. Y ahora lo veo en la ejecutiva de Ciudadanos. No sé, me confunde un poco este tema. Me lo dijo a mí. Le pregunté: ¿Pero te vas porque no te gusta la política? Y me contestó: No, no, me iré a mi farmacia a Mallorca. Y ahora está en la ejecutiva de Rivera…

—Albert Rivera pretende erigirse como líder de la oposición y alternativa a Sánchez, comerles el terreno, vaya. ¿Temen esa posibilidad?

—Si Albert Rivera quiere ayudarnos a hacer frente a Sánchez, bienvenida sea su ayuda. En este caso yo no compito con Ciudadanos ni con Vox, competimos con el Partido Socialista y Pedro Sánchez. No vamos a mirar a los lados, sino a lo que tenemos enfrente.

—Pero la pelea por el liderazgo del centro-derecha es una realidad. Hay dos líderes ahora mismo, que se disputan ser referentes en ese espacio.

— Si alguien quiere liderar el Partido Popular, tiene que presentarse a un congreso como hizo Pablo Casado. Y ahora mismo, quien quiera competir contra otro partido del mismo espectro se equivoca.

—Esta semana, Casado ha hecho oficial el nombramiento de Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz en el Congreso. Es un perfil duro y próximo al aznarismo. ¿Es compatible con la idea de moderación y centralidad que quiere transmitir el PP?

—El PP y el grupo Parlamentario ha ganado un activo importante y Pablo Casado ha conseguido hacer un Comité de Dirección muy complementario. Todos los perfiles se complementan y aportan partes importantes que debe tener un partido que quiere ser el referente en España. Cualquier español que mira al Comité de Dirección del PP encuentra algo en lo que se siente representado.

—Algunos barones han recelado del nombramiento de Álvarez de Toledo, entre otros. ¿Cómo les convencería de que son acertados?

—Yo hablo con muchos de ellos, han visto un Comité Ejecutivo que representa a los territorios, que tiene representantes de toda España. Pero esto es un partido, no es una secta, y se puede opinar y hablar libremente.

—Con los nuevos nombramientos, ¿el PP de Casado ha roto las ligaduras con otras etapas del pasado?

—Efectivamente. El PP mira al futuro. Tenemos unas raíces de las que no renegamos, porque formamos parte de ellas, tanto Pablo Casado como yo hemos estado en el anterior equipo de Rajoy. Pero es evidente que Casado se ha ganado la legitimidad y el derecho de romper ligaduras con el pasado y hacer su equipo y creo que ha acertado de pleno.

—Rompen con la etapa de Rajoy, pero la sombra de Aznar sigue muy presente en el partido.

—Yo no he hablado con él hace meses. El que está presente hoy en el PP es Pablo Casado, los vicesecretarios y toda la dirección nacional, ese es el PP real. Intentar retrotraernos a momentos pasados puede ser un ejercicio de análisis interesante, pero creo que no responde a la realidad.

—El PP no acaba de desprenderse del fantasma de la corrupción. Ahora pueden ser imputadas Aguirre y Cifuentes. ¿Les sigue pesando demasiado?

—Lo mejor es esperar a que la justicia hable porque hemos visto casos muy sonoros que finalmente han quedado archivados. Pero el PP ha pasado página en unos casos que forman parte del pasado.

—Un año después del congreso nacional, ¿queda algo en el partido del resto de candidaturas? ¿Queda algo del sorayismo?

—Yo al sorayismo he estado buscándolo, incluso antes del congreso, y no lo he encontrado. He encontrado gente que decidió apoyar a Soraya Sáenz de Santamaría libremente, y que una vez que Pablo Casado fue presidente, llamaron y se pusieron a su disposición. No puede hablarse de corriente. No encuentro rastro del sorayismo y todo eso.

Los pactos devuelven al PP el poder territorial perdido en las urnas

Los pactos devuelven al PP el poder territorial perdido en las urnas

01/08/2019 mgalindo 0

A primera hora de la mañana de ayer, en Génova se confirmó la fumata blanca en la Comunidad de Madrid: «Hay acuerdo». Después de sesenta días de tiras y aflojas en unas negociaciones enrevesadas, la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, consiguió el apoyo de Ciudadanos y de Vox, une vez que los de Santiago Abascal presentaran un documento con exigencias asumibles para los de Albert Rivera. En la séptima planta de Génova se celebró un acuerdo que redondeaba el éxito de unas negociaciones postelectorales, que han llevado al PP a recuperar con los pactos lo que perdió en las urnas. Medio mapa de España vuelve a estar pintado de azul con gobiernos regionales presididos del PP, que suma además un total de 2.854 ayuntamientos.
Sin pactos, el PP solo gobernaría ahora mismo en Galicia, donde Alberto Núñez Feijóo goza de mayoría absoluta, y solo podría presumir de haber ganado las elecciones en Navarra, donde la coalición del PP con UPN y Ciudadanos fue la más votada. Las negociaciones han permitido a los populares gobernar en Andalucía, tras las autonómicas de diciembre, y ahora en Castilla y León, Murcia y Comunidad de Madrid. Además tienen el poder municipal en algunas de las capitales más pobladas, como Madrid, Málaga, Zaragoza, Murcia o Alicante.
En las municipales del 26 de mayo, el PP sumó 2.563 mayorías absolutas en los ayuntamientos (el 31,52 por ciento del total, 313 más que el PSOE). Tras los pactos, el PP gobierna en 2.854 municipios, es decir que con los acuerdos postelectorales el PPha conseguido 291 ayuntamientos más, incluidas 12 capitales de provincia y Ceuta. En Pamplona, UPN, dentro de la plataforma Navarra Suma, consiguió la Alcaldía.
Las diputaciones

El PP también preside un total de 11 diputaciones, tres de ellas por mayoría absoluta (Almería, Palencia y Salamanca) y el resto con distintos pactos, casi todos con Ciudadanos (Alicante, Ávila, Burgos, Orense, Soria, Valladolid, Málaga y Segovia). En la Diputación de Zamora pactó con Ciudadanos, que se quedó con la presidencia. Además, los populares han pactado el Cabildo de Lanzarote y el Consell de Ibiza.

La noche electoral del 26 de mayo, el PP, con Pablo Casado y Teodoro García Egea a la cabeza, salieron al balcón de Génova para celebrar unos resultados que quedaban pendientes de los pactos posteriores. Muchos en el partido consideraron precipitada esa celebración. Un fracaso en las negociaciones habría situado a Casado, y a su número dos, en la cuerda floja. Se lo jugaban todo en las negociaciones con Ciudadanos y Vox, con prioridades claras que marcarían el éxito o el fracaso:el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad, el Gobierno de Castilla y León y la Región de Murcia. Dos meses después, el balance es «tremendamente positivo», según fuentes de la dirección nacional del PP.
Los objetivos principales se han cumplido, aunque no han podido sumar Canarias, el Gobierno de Aragón o Navarra, donde los socialistas han preferido mirar a la izquierda radical y los batasunos.
En Aragón, los populares han recuperado Zaragoza, han mantenido Teruel y están firmemente decididos a recuperar Huesca «después del fiasco del día de la investidura». «Aragón ha salido razonablemente bien», concluyen.
En el balance que presentó ante la Junta Directiva Nacional del PP, el secretario general, Teodoro García Egea, destacó que con los pactos gobiernan en Comunidades sobre un total de 21,8 millones de habitantes, 8,1 millones de habitantes más respecto a 2015, en buena parte por Andalucía. En municipios, el PPgobierna sobre 12,9 millones de habitantes, 2,8 millones más que en 2015.
Moral disparada
«Las elecciones autonómicas y municipales han demostrado el poder del PP», subrayan fuentes de Génova. Pero faltaban los acuerdos para que se visualizara ese poder. Por eso se jugaban tanto en las negociaciones. Era todo o nada.
La moral se ha disparado en Génova con los pactos alcanzados. En el PP coinciden en que los acuerdo suponen un espaldarazo al proyecto de Casado después de una etapa difícil, que tuvo su momento más bajo en el desastre de las elecciones generales del 28 de abril. Ha sido una demostración de fuerza territorial no solo frente a la izquierda, sino también en relación con sus aliados del centro-derecha, con quienes se disputa una parte del espacio político y electoral.

L
os datos municipales son elocuentes en esa particular batalla entre el PP y Ciudadanos y Vox dentro del espacio de la derecha. Los populares suman 20.336 concejales en toda España, frente a los 2.789 de Ciudadanos y los 529 de Vox. «Ganamos con claridad la partida a Ciudadanos. Tenemos 8,5 veces más concejales que ellos, y 40 veces más que Vox», destaca un dirigente nacional del PP.
La euforia desatada en la sede nacional del PP tiene alguna sombra, que los populares asumen.Los resultados en Cataluña y el País Vasco preocupan. Su representación en ambas comunidades ha tenido un retroceso y es mínima. Recuerdan que en Cataluña no gobiernan Badalona y Casteldefels, donde el PP fue el más votado, porque e PSC decidió unirse a la CUP y ERC. El desafío que tiene el PP en ambos territorios es evidente, y serán una de las prioridades de Casado.